El último chivo expiatorio de Belén Esteban contra Toño Sanchís

  • Famosos
  • 21-01-2021 | 07:01
  • Escribe: Blanca Torres

La colaboradora de Sálvame culpa al periodista Saúl Ortiz de las filtraciones de su ex amigo




La expresión 'matar al mensajero' se suele utilizar para referirse a aquellas situaciones en las que se culpa a la persona que transmite un mensaje o da una información en lugar de fijarse en el contenido en cuestión y en los verdaderos responsables de ésta.

En periodismo es muy habitual cuando una noticia no gusta, especialmente en ámbitos como el deporte o el corazón, culpar a aquel que firma la noticia por el contenido de ésta. Esto mismo es lo que hizo Belén Esteban con Saúl Ortiz.



La política y el dinero van a dejar sin amigos a Belén Esteban

La colaboradora de Sálvame señaló públicamente a Saúl Ortiz por publicar una información que estaba incompleta, información que ella tuvo que aclarar en su programa el pasado martes.



Lo hizo de malas maneras e intentando presionar para que ABC despida al periodista: "No sé cómo en ese periódico tan serio podéis tener a esta gente que siempre inventa", soltó.

Filtraciones de Toño Sanchís

Parece evidente que la información que publicó Saúl Ortiz, y que se refería a la situación de la vivienda que le fue embargada a Toño Sanchís, fue filtrada por el propio ex mánager. Ortiz ha sido muy crítico con Belén Esteban en muchas ocasiones, y siempre con información de primera mano para intentar contradecir los argumentos que esgrimía contra Toño la de Paracuellos.



Belén Esteban ha estallado en varias ocasiones contra el periodista, por lo que no es algo nuevo. Pero sorprende que se atreva a cuestionar el trabajo periodístico que realizan algunos profesionales teniendo en cuenta dónde trabaja.

Belén Esteban vive en otro planeta: ¿Ha olvidado los cuernos de Miguel Marcos?



La 'princesa del pueblo' no lo pone fácil y muchas veces no se pueden contrastar informaciones con ella ni con su entorno porque se niegan a responder. Posiblemente eso le sucedería a Saúl Ortiz, que de haber tenido las dos versiones habría podido publicar una información más ajustada a la realidad.

Aun así, lo que puso de manifiesto en su artículo, que la casa que fue de Toño Sanchís sigue a nombre de Belén Esteban, era cierto, por más que esté vendida mediante un contrato de arras, algo que aclaró ella posteriormente. Le faltaba información que la propia Belén le podría haber dado antes de publicar dicho artículo. Pero Belén relaciona a Saúl con Toño y se niega a brindarle cualquier tipo de información, ni siquiera para contrastar, llevando así al error del periodista para luego poder llamarle 'mentiroso'.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario