El turismo nacional huye despavorido de Cataluña y pasa factura al Procés

  • Cataluña
  • 20-11-2019 | 14:11
  • Escribe: Guillermo Vives

El turismo en Cataluña aguanta el tirón gracias a los visitantes extranjeros. La afluencia de residentes españoles ha disminuido un 4%.




El sector turístico es una fuente de riqueza capital para Cataluña y los sucesos violentos que se han vivido en su territorio suponen un serio hándicap de cara al futuro. El presente viene marcado por un descenso apreciable del turismo nacional y, de momento, el sector vive del turismo internacional, ajeno a los conflictos que se viven en Cataluña.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha ofrecido hoy datos sobre el turismo en Cataluña y ha advertido que "si continúa la situación de inestabilidad en esta comunidad eso se puede traducir en una disminución del turista internacional".



El turismo internacional resiste a pesar de las incertidumbres, como lo prueba el incremento en el número de visitantes de un 0,6%, lo que sitúa a Cataluña en la cabeza de las autonomías españolas que más turismo recibe. Sin embargo, la imagen que Cataluña está transmitiendo al mundo puede repercutir directamente en las previsiones para 2020, que invitarían a visitantes potenciales del exterior a elegir nuevos destinos huyendo de la conflictividad que se vive en las calles catalanas

Pero si el turismo exterior aguanta, el nacional ha experimentado un significativo descenso: "Se ha producido un descenso en el número de viajes del Imserso, además se ha registrado un desplazamiento de los turistas españoles a otros destinos de España", ha dicho la ministra.



Un informe de BBVA Research revela, además, que los turistas nacionales en Cataluña han caído un 4,2% desde que estalló el proceso independentista en 2017, lo que contrasta con el crecimiento del 4,2% del conjunto de España. Y lo peor para Cataluña no es eso, sino que las últimas demostraciones de alteraciones del orden público pueden empeorar todavía más estas cifras. Los residentes nacionales siguen mostrando atonía tras las fuertes caídas de 2018 y registran incrementos del 0,2% en viajeros y del 0,5% en pernoctaciones, lo que se traduce en una contribución nula al crecimiento total del sector.

Es urgente recuperar la normalidad para salvar al sector

La ministra ha mostrado su preocupacion y ha expresado la necesidad que Cataluña recupere la normalidad para remontar el vuelo en el sector turístico y evitando la previsible caída en picado que se adivina por la inestabilidad política en la zona. El tema repercute directamente en la economía española porque Cataluña es una comunidad que concentra un cuarto de todos los turistas internacionales que recibe España.



"Podríamos tener una pequeña caída en el flujo en el último trimestre, pero depende mucho de que se alargue o no la situación de inestabilidad", ha dicho Maroto, que fía las previsiones a lo que suceda en las próximas semanas.

"Hay que recuperar la normalidad, esa sería la mejor noticia para el impacto en el turista internacional sea el menor posible", ha añadido.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario