El Tribunal de Cuentas muestra lo que espera a los golpistas del 1-O

  • Cataluña
  • 03-07-2021 | 09:07
  • Escribe: Blanca Torres

Los independentistas del 1-O tendrán que imitar a los separatistas condenados por el 9, que afrontarán con sus propiedades la cifra reclamada por el Tribunal de Cuentas.




A pesar de gozar de los indultos aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez, los líderes del procés independentista del 1-O tendrán que enfrentarse a la condena económica impuesta por el Tribunal de Cuentas por su responsablidad contable en el 1-O.

En total, tal y como ha podido saber Europa Press, Puigdemont, Junqueras, Artur Mas y otros 37 altos cargos de la Generalitat tendrán que pagar 5.422.879,48 euros por el presunto desvío de fondos públicos para la financiación de las 'embajadas catalanas' y el Diplocat, a los que se sumarán 4,1 millones de euros que el tribunal contable calculó como coste del referéndum ilegal del 1-O.



TMB pide perdón por usar el castellano en el Metro de Barcelona

Según el órgano judicial, se fijarán en 1,9 millones de euros para Puigdemont y Junqueras, 2,1 millones para Romeva, y 2,8 milones para Artur Mas, estableciéndose un periodo de liquidación de 15 días para que los independentistas abonen el dinero dictaminado.



Cantidades que, en el caso de Artur Mas, se suman a la multimillonaria deuda que pesa sobre el ex president en la sentencia del Tribunal de Cuentas contra los impulsores de la consulta del 2014, ratificada esta semana por el Tribunal Supremo.

Subasta de inmuebles para solventar la deuda

La condena económica que pesa sobre los líderes del 9-N es ligeramente inferior a la del 1-O, establecida finalmente en 4,9 millones de euros, que deben ser abonados por Artur Mas, Francesc Homs o Joana Ortega, entre otros, responsables políticos del movimiento independentista del 2014.



Una deuda que no ha sido abonada aún, dando luz verde el Estado para preparar la subasta de los inmuebles embargados a los encausados para recuperar los fondos públicos malversados por los independentistas.

La hermana de Guardiola está en la lista de 'morosos' del Tribunal de Cuentas



Una subasta en la Mas podría perder, entre otros bienes, su piso de Barcelona, y que no sería suficiente para solventar la segunda deuda, la del 1-O, que pesa sobre el ex president de la Generalitat, quien tendría que seguir subastando sus bienes e inmuebles para devolver a las arcas públicas catalanas todo el dinero invertido en el proceso independentista de los últimos años.

Solución de venta a la que también se verían forzados, presumiblemente, los demás líderes del 1-O, con Puigdemont y Junqueras a la cabeza, que podrían no contar con el suficiente capital para afrontar la deuda que tiene con el Estado y, sobre todo, con el pueblo catalán. 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario