El tirón de orejas de Sergio Ramos a Casemiro antes de recibir al Mönchengladbach

  • Deportes
  • 09-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Francisco Rubio

Al capitán del Real Madrid no le gustó la respuesta de Casemiro a una pregunta sobre la posibilidad de que los blancos jueguen la Europa League


Carlos Henrique Casemiro tuvo que contestar a una pregunta impertinente pero muy lícita dadas las circunstancias del Real Madrid en Europa. El brasileño fue protagonista de la rueda de prensa previa al trascendental partido ante el Borussia Mönchengladbach en Champions y dejó unas palabras que no han gustado nada en el vestuario.

Concretamente, el centrocampista merengue respondió a una cuestión sobre la posibilidad de que el equipo no logre el pase a octavos y tenga que disputar la Europa League la temporada que viene, algo que es factible en caso de que no ganen a los alemanes (el empate solo le vale si el Inter le gana al Shakhtar Donetsk).


Sergio Ramos ya tiene hoja de ruta: ganar al Gladbach y renovación

"Quiero jugar la Champions pero si no podemos, quiero jugar competición europea. Si quedamos terceros no vamos a estar contentos, pero si jugamos la Europa League la queremos ganar. Trabajamos solo para la victoria pero en este club se vive de títulos y de Champions", aseguró Casemiro.


Sus palabras han chocado mucho entre los pesos pesados del vestuario, ya que nadie se ha planteado la posibilidad de caer eliminados de la Champions a las primeras de cambio. Y así se lo han hecho saber a Casemiro, según ha podido saber DonDiario.

Tirón de orejas de Sergio Ramos

El capitán del Real Madrid habló con Casemiro y le aconsejó, pensando en que pueda enfrentarse a situaciones similares en el futuro, que lo ideal es no entrar al trapo con estas preguntas.



El de Camas cree que el brasileño debió responder que no se planteaba la opción de jugar la Europa League, ya que al contestar así ha dado a entender que el equipo no tiene confianza plena en la clasificación.

"Haaland y Mbappé acabarán fichando por el Real Madrid"

En realidad, el vestuario está confiado, fuerte y está convencido de que van a ganar al Mönchengladbach y van a estar en el bombo de los octavos de final de la Champions. El equipo blanco no trabaja con hipótesis, sino con la realidad.

Y ahora mismo lo único que hay cierto es que el Real Madrid está a una victoria de ser campeón de grupo. Lo que ha pasado, es pasado. Tanto para bien como para mal. Los blancos se jugarán la vida a cara o cruz en 90 minutos que marcarán el futuro inmediato de la entidad tanto a nivel deportivo como a nivel económico.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario