El terrorismo islamista apunta al Bernabéu

  • Política
  • 08-10-2019 | 23:10
  • Escribe: Pedro Riscal

El estadio del Real Madrid era uno de los objetivos de Abdelaziz A.A, el presunto yihadista detenido en Parla la semana pasada.


El estadio Santiago Bernabéu de Madrid vuelve a estar en el centro de la diana de los objetivos del terrorismo islámico. Pero no es el único objetivo.

La detención de Abdelaziz A.A., el presunto yihadista de 23 años que fue neutralizado la pasada semana en Parla, ha servido para conocer los objetivos terroristas islámicos en España. (El gravísimo problema del yihadismo radical en las cárceles españolas)


Según apunta el diario El Mundo, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, era una de las candidatas a convertirse en blanco de los atentados yihadistas, así como un alto directivo de Bankia, del que disponía información de su coche y su matrícula.

Tres estaciones de metro estratégicas

También figuraba en la hoja de ruta sangrienta incautada al detenido en su domicilio una serie de estaciones del metro madrileño, entre ellas la de Concha Espina (estadio Bernabéu), Alonso Martínez (Audiencia Nacional) y Nuevos Ministerios. (Madrid gasta medio millón de euros en bolardos contra atentados yihadistas)


Al margen de estos objetivos claros, al detenido se le han incautado también varias direcciones en el centro de Madrid que la policía está investigando para establecer conexiones con posibles objetivos terroristas.

El detenido, que es español nacido en Tetuán (Marruecos) fue encarcelado por un supuesto delito de integración en organización terrorista y amenazas terroristas. También su padre fue detenido, aunque finalmente puesto en libertad.



Intentó comprar armas utilizando el móvil

Por su parte, el juez ha establecido que el detenido estaría "en condiciones de cometer un atentado en nombre del grupo terrorista Daesh" en función del material que se le requisó para la fabricación de explosivos y de un vídeo genérico grabado por él mismo para la comisión de un atentado, con un listado de objetivos españoles que enviaba a otra persona, según la investigación del diario El Mundo. También le fue descubierto un intento de compra de armas utilizando el móvil.

También compartió con otros usuarios el contenido de vídeos amenazantes que incitan a la comisión de atentados utilizando la aplicación de mensajería Telegram. A Abdelaziz A.A.se le adjudican responsabilidades en la plataforma mediática Muntasir Media, que produjo y difundió un vídeo amenazador a José de la Mata, magistrado de la Audiencia Nacional. La investigación concluye que Abdelaziz A.A. no está solo y que precisa de cobertura de apoyo de más personas para llevar adelante su plataforma. (El golpismo catalán pacta con el islamismo radical)

Descontento con el trato de España al islamismo

En su declaración ante el juez admitió su autoría en la elaboración de los vídeos, negando que tuvieran un fin terrorista, y justificó su producción en el descontento que siente por el trato que España y el mundo ofrece a la comunidad islámica.

Horas después de ser detenido, Muntasir Media publicó un mensaje advirtiendo que la amenaza sigue en pie y exculpando al detenido: "Piensan que nos atraparon. Mienten... Ha sido falsamente acusado. Jamás nos capturarás".

En la investigación fueron incautadas sustancias químicas clave para la confección de explosivos Madre de Satán (TATP) y bombas caseras utilizados de formas habitual por los yihadistas y que ya estaban previstos para los atentados de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017. (Estado Islámico reivindica los atentados de Sri Lanka)

Junto a una serie de sustancias químicas, los agentes incautaron teléfonos móviles manipulados, relojes modificados para ser utilizados como temporizadores, una funda de chaleco antibalas y una placa con balines adheridos a modo de metralla.

No es la primera vez que el Bernabéu aparece como objetivo del terrorismo islámico, así como el Camp Nou. Son dos escenarios que aseguran el efecto sangriento y multitudinario de un atentado y el eco mediático deseado en todo el mundo. En este caso el objetivo no era el propio recinto, pero sí la estación de metro próximo en día de partido.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario