El terrible caso de Ariadna, víctima de una negligencia médica escalofriante

  • Sucesos
  • 03-07-2021 | 09:07
  • Escribe: Celeste De Sebastián

La joven se prepara ahora para llevar a los responsables médicos a juicio para evitar que otros pacientes sufran las consecuencias de su negligencia.




Ariadna Caballero, una joven de 22 años de edad, ha estado luchando durante 24 meses contra el cáncer... sin estar enferma. Todo por culpa de una esponja quirúrgica de medio centímetro que los médicos le dejaron dentro del cuello, y que fue diagnosticada posteriormente como un nuevo tumor.

Todo comenzaba en 2019, cuando a la joven le diagnosticaban un linfoma de Hodgkin en la zona lateral del cuello, siendo operada en el Hospital de Coslada poco después, aparentemente con éxito.  Después de la intervención, y para garantizar su salud, Ariadna era sometida a un tratamiento de quimioterapia.



"Pasé por seis ciclos dobles, pero luego decidieron darme más, ya que el bulto en el cuello no se reducía. Luego estuve también yendo al hospital para sesiones de radioterapia durante dos meses" ha explicado la joven al diario El Mundo. 

La respuesta viral del dueño de un bar tras una reseña racista en Internet



Tiempo durante el cual la joven no sólo se sentía más débil que nunca, sino que, debido a sus largas ausencias, fue despedida de su trabajo en una empresa de seguridad y alarmas. Tras este procedimiento, y a pesar de que "los análisis de sangre ya eran buenos", este pasado mes de abril, uno de los otorrinos del centro decidía volver a operarla, debido a que el bulto no remitía.

"Pensaban que el cáncer se había reproducido, ya que la hinchazón había crecido varios milímetros. Me disgusté mucho. Otra anestesia, otra operación, otros días de intranquilidad para mi familia y para mí... además, me dijeron que tendrían que darme más quimio después" ha relatado Ariadna.



Una esponja quirúrgica... y un juicio

Sin embargo, los análisis de sangre no mentían: Ariadna estaba completamente recuperada del cáncer, y el bulto que permanecía en su cuello era una esponja quirúrgica, olvidada en el cuerpo de la joven en la primera operación, que se había enquistado en el cuello.

Atan y queman viva a una mujer y su hijo en Cataluña



"Cuando me lo dijeron no daba crédito. Era alucinante, y encima me contaron que no pasaba nada" se lamenta ahora la joven "Que el cáncer ya se había curado de sobra [...] Lo que sí me dijeron es que me podía haber ahorrado varios ciclos de quimio, y que me podría haber entrado una infección muy grave por la esponja quirúrgica. Y además en caso de que vuelva a tener un cáncer, me han dicho que estoy al límite en tratamientos futuros".

Secuelas que han hecho Ariadna ya tenga preparada la denuncia judicial contra el centro sanitario.... y no es la única. Y es que el Hospital de Coslada cuenta con vaias denuncias por negligencias médicas, que le han costado la vida a dos pacientes, y han dejado con secuelas de gravedad a otros dos en el último año.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario