El Supremo denuncia los beneficios penitenciarios de los golpistas: Junqueras pesa el doble que cuando entró

  • Cataluña
  • 27-05-2021 | 21:05
  • Escribe: Redacción

El Tribunal Supremo ha hecho público su informe sobre los indultos a los golpistas catalanes




El Tribunal Supremo, que ha hecho público su informe sobre los indultos a los líderes independentistas encarcelados por sedición, ha aprovechado la ocasión para denunciar los beneficios que reciben en prisión.

En el informe, el Alto Tribunal señala que "tampoco facilita a la hora de tomar una decisión los permisos y libertades concedidas por la administración penitenciaria catalana, que ha actuado de forma grupal y sin tener en cuenta la evolución personal e individualizada de cada uno de ellos".



"Ese criterio institucional con visible distanciamiento de los requerimientos legales y que ha tenido que ser corregido una y otra vez por esta sala, ha entorpecido de forma notable el cumplimiento de los fines de la pena, alimentando la ficción de un sujeto colectivo, que sería titular del derecho a la progresión en grado y, ahora, del derecho al indulto", han añadido los magistrados.

Un tuit sobre los indultos en 2014 le estalla en la cara al Gobierno



Con estas palabras, el Tribunal Supremo ha criticado a la administración penitenciaria catalana por dar permisos de forma recurrente a los golpistas que están cumpliendo condena por sedición.

Para el Alto Tribunal, los líderes independentistas que se encuentran en la cárcel han recibido trato de favor y han disfrutado de ventajas que no les correspondían por su condena.



Estos beneficios se hacen visibles en algunos presos como el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, que ha aumentado de peso desde que entró en prisión.

JUNQUERAS PESA EL DOBLE QUE CUANDO ENTRÓ EN LA CÁRCEL

Lo habitual es que los presos pierdan peso y su aspecto físico empeore debido a que la cárcel no es un lugar agradable y que entre sus cuatro paredes se respira un ambiente más enfocado en la tristeza, la hostilidad y la amargura.



Sin embargo, Oriol Junqueras y el resto de golpistas que están cumpliendo condena en las prisiones catalanes están contentos, animados, con buen aspecto e, incluso, han ganado peso como el caso del exvicepresidente.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario