El Skydrive es una realidad: ¡Solo faltan cinco años para que los coches vuelen!

  • Tecnología
  • 28-12-2018 | 08:12
  • Escribe: Redacción

Japón se prepara para una revolución en el mundo del transporte: ¡¡Coches voladores para 2023!!


La película Regreso al Futuro ya lo predijo para el año 2015, y aunque Steven Spielberg se adelantó unos años, no le vamos a dejar por mentiroso si finalmente se cumple lo que varias empresas japonesas planean para dentro de 5 años. ¡En 2023 podría haber coches voladores circulando por el aire del país nipón!

El Gobierno japonés ha alcanzado un acuerdo con diferentes compañías tecnológicas para empezar a crear la hoja de ruta que permita la fabricación y comercialización de coches voladores y permitir su uso en el ámbito urbano para dentro de un lustro. El próximo verano comenzarán las pruebas con un piloto humano. (China pone en marcha el primer tren bala submarino).


Nuevas infraestructuras y leyes para que los coches vuelen

La intención del país nipón es crear las infraestructuras necesarias para que los coches puedan volar y al mismo tiempo redactar las leyes que se ajusten a las necesidades de semejante tecnología y que regulen la circulación de este tipo de vehículos, que deberían estar en el aire para el próximo año 2023.

El Skydrive podría estrenarse en el año 2020, durante los Juegos Olímpicos de Tokio, pero la idea es que tres años más tarde exista un plan definido para normalizar la circulación por el aire de estos aparatos, que tienen 360 cm de longitud, 310 de anchura y 110 de altura, pueden alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora y volar a 150 metros del suelo, pesan 400 kilos y pueden albergar a dos personas. (Obsolescencia programada: así nos toman el pelo con los smartphones).


Un comité público-privado formado por alrededor de 20 empresas y los ministerios de Economía, Comercio e Industria y Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo de Japón llevan ya más de seis meses preparando dicho plan. La intención es que sea para el año 2026 cuando estos vehículos se produzcan y comercialicen en masa.

El coche volador no será para todos los bolsillos

Pero no será para todos los bolsillos, y es que el producto tendrá un precio de alrededor de 50 millones de yenes, lo que al cambio son unos 397.000 euros. Debido a su elevado precio, el Gobierno nipón estudia la posibilidad de que en un principio sea utilizado como servicio público. El proyecto está financiado con más de 4’4 millones de dólares por parte de varias compañías automovilísticas y el gobierno y actualmente unas 400 personas trabajan en él.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario