El show de Vinicius en Sevilla: el seguimiento al brasileño dejó imágenes para recordar

  • Deportes
  • 19-04-2022 | 07:04
  • Escribe: José González
El brasileño fue uno de los jugadores más activos durante el todo el encuentro contra el Sevilla


El Real Madrid se jugaba más que tres puntos en el Sánchez Pizjuán. Los jugadores eran conscientes que una victoria en el estadio del Sevilla era dar un golpe en la mesa y tener LaLiga en el bolsillo. Las imágenes de Vinicius durante todo el partido así lo demuestran

Vinicius Junior

El brasileño se mostró muy motivado durante todo el partido. No fue el mejor partido del extremo blanco, pero no lo dejo de intentar durante los noventa minutos del encuentro. El pase de tacón a Rodrygo para que asistiera a Benzema en el 2-3 quedará durante mucho tiempo en la memoria del madridismo.



Las imágenes de Vinicius Junior durante todo el partido son impresionantes. En una de las jugadas polémicas del partido, la posible expulsión por doble amarilla a Camavinga, Vinicius se dirigió a Rakitic recriminándole que por que pedía al árbitro que fuese a ver la acción al VAR. " ¿Ver el VAR? ¿Por qué? Está loco" le decía a Rakitic.

Donde verdaderamente Vinicius Junior explotó fue en el gol que le anularon por una más que dudosa mano del extremo brasileño. "Es imposible, es imposible", decía mientras hacía gestos con las manos. Mientras se chequeaba la acción en el VAR, el delantero madridista celebraba el tanto con su técnico.



El brasileño no paraba de pedirle al árbitro que pitara gol, algo que el árbitro todavía no hacía. Eso desesperaba a Vinicius Junior. "¿Pero que miras? ¿Dónde están las cámaras?", preguntaba. ¿Vas a mirar? Estás loco", repetía al árbitro cuando se dirigía al monitor.

La anulación del gol enfureció aún más al 20 del Real Madrid, que se puso de rodillas, se agarraba los pantalones y protestaba al árbitro con aparentes gestos de enfado. Por esto, cuando el Madrid empató el partido no pudo evitar celebrarlo sacando toda su rabia. "¿Quieres otra?" preguntaba a los jugadores del Sevilla que reclamaban que se anulase el gol del empate madridista.



La euforia se desató con el 2-3. Todos los jugadores se fueron a abrazar a Carlo Ancelotti y acabaron todos los jugadores tirados en el suelo. En ese momento el árbitro les pidió que se incorporaran para reanudar el partido, a lo que Vinicius Junior le pidió que esperase un poco más.

Así fue como vivió el partido una de las estrellas del conjunto madridista. Un partido que bien puede valer una Liga y que el vestuario del Real Madrid era consciente. El partido quedará grabado en la memoria del madridismo durante mucho tiempo, al igual que el show de Vinicius.



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario