El separatismo se moviliza para que España sea ingobernable

  • Cataluña
  • 05-06-2019 | 08:06
  • Escribe: Pedro Riscal

"Debemos activar todos los mecanismos de presión necesarios para que al Gobierno le salga más a cuenta negociar el referéndum que impedirlo", ha dicho Torrent.


El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), ha propuesto activar "todos los mecanismos de presión que sean necesarios" para que al Gobierno español "le salga más a cuenta" negociar la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña que impedirlo, y ha advertido de que la gobernabilidad del Estado será "imposible", si no se logra una solución "democrática" para el conflicto de Cataluña.

Torrent ha lanzado este mensaje en el marco de su conferencia 'Del referéndum imposible al referéndum inevitable', que ha ofrecido este martes en Vitoria-Gasteiz y que ha sido presentada por el exlehendakari Juan José Ibarretxe.


Presión para que el referéndum sea inevitable

El presidente del Parlament considera que es necesario diseñar una estrategia política que permita "pasar del referéndum que hoy parece imposible, a un referéndum que sea inevitable". Para lograrlo, ha propuesto emprender un proceso de "acumulación de mayorías" a favor de la autodeterminación, con el fin de "hacer insostenible el bloqueo por parte del Estado".

"Debemos activar todos los mecanismos de presión necesarios para que al Gobierno le salga más a cuenta negociar el referéndum que impedirlo", ha advertido. A su juicio, esto pasa por demostrar una "enorme capacidad de movilización popular", así como por la consecución de mayorías electorales claras, "complicidades internacionales relevantes", y apoyos de las fuerzas progresistas del resto del Estado.


Además, considera que hay que "hacer evidente" que la gobernabilidad del Estado "será imposible, a menos que se afronte una resolución democrática al conflicto entre Cataluña y el Estado".

Torrent pide ayuda al País Vasco

El presidente del Parlament ha afirmado que la clave de la victoria está en la capacidad de diseñar una estrategia "que permita pasar del estadio de bloqueo actual, a un estadio de diálogo, negociación y acuerdo para la celebración de un referéndum". "En la medida que sepamos llenar este recorrido con el máximo de eficacia, rigor y determinación, ganaremos", ha manifestado.



Torrent ha reiterado su oferta de diálogo al Gobierno español, aunque ha advertido de que no puede pedir a los catalanes partidarios de la soberanía que "renuncien a sus principios". "Hemos repetido en reiteradas ocasiones al Gobierno español que vuelva a la mesa de diálogo y que, si tiene alguna propuesta para Cataluña, cosa que hasta ahora no ha demostrado, la ponga encima del tablero y no tenga miedo a someterla a votación al lado de la nuestra", ha añadido.

El presidente de la Cámara catalana también ha señalado que Euskadi "debe jugar un rol importante" en el actual contexto político e institucional del Estado. A su juicio, el País Vasco "debe abrir un segundo frente al Estado en la lucha por los derechos y las libertades fundamentales".

En su intervención, también ha criticado el papel de la Fiscalía en el juicio por presunta rebelión que se sigue en la Audiencia Nacional contra algunos de los principales impulsores del proceso independentista de Cataluña. Torrent se ha referido, en concreto, a las afirmaciones del Ministerio Público respecto a que lo sucedido en Catalunya en otoño de 2017, cuando se celebró el referéndum, fue "un golpe de Estado".

Recado a la Fiscalía: "Poner las urnas no es un golpe de estado"

"La misma Fiscalía que justifica la violencia policial y que pide 25 años de cárcel a Oriol Junqueras por haber organizado un referéndum, tiene la desfachatez de afirmar que poner las urnas para que la gente vote es un golpe de estado", ha denunciado. Torrent ha subrayado que "el único golpe de estado que se produjo en Cataluña fue la violencia de la Policía contra ciudadanos pacíficos que querían votar" en la consulta del 1 de octubre de 2017.

Torrent ha avisado de que si el juicio por el proceso catalán termina con una sentencia condenatoria, se generará "una ruptura política y emocional superior" a la que supuso la sentencia que anuló buena parte del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006. "La ola de indignación democrática que provocaría sería, seguro, imparable", ha advertido.

Ibarretxe tilda de "vengativa" a la Justicia española

Por su parte, Juan José Ibarretxe se ha preguntado si desde Euskadi se está haciendo lo suficiente por Cataluña, y espera que la justicia Europea enmiende la plana una justicia "vengativa" española.

"No sé si estamos haciendo ante esta actitud tan miserable que se está tenido con Cataluña, con los presos políticos, con los exiliados. No sé si estamos haciendo todo lo que debiéramos, desde la propia sociedad vasca. A veces pienso que deberíamos hacer mucho más, todos", ha agregado.

Torra: "El exilio y los presos políticos siguen en España 80 años después"

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmando que "el exilio y los presos políticos" siguen estando presentes en la sociedad catalana pese a que ya hace 80 años que finalizó la Guerra Civil Española, en alusión a los presos soberanistas y a los líderes independentistas que residen en el extranjero.

Lo ha dicho en un acto en el Palau de la Generalitat de conmemoración de los 80 años de los exilios que comportó la Guerra Civil: "Permítanme que un día como hoy recuerde que vivimos horas graves como país. El exilio es presente, los presos políticos están presentes".

Así se ha pronunciado el mismo día que la Fiscalía ha presentado su informe de conclusiones en el juicio del 1-O, en el que afirma que en Cataluña hubo un golpe de Estado en otoño de 2017 promovido por los líderes soberanistas.

Torra ha citado un poema de Josep Carner en el que se decía que 'la voluntad popular es la primera institución republicana', y ha concluido: "Seamos dignos de toda esta gente, de los exiliados y de los que fueron reprimidos. De su esfuerzo, de su generosidad y de su sacrificio".

El presidente catalán ha reivindicado "el derecho y el deber a la memoria histórica": el primero para conocer la verdad de lo que pasó en el pasado, y el segundo es algo con lo que tienen que colaborar todas las instituciones, ha opinado.

"Ganar el derecho a la memoria es ganar el derecho al acceso a la verdad. Ningún derecho cae del cielo, cuestan mucho de ganar pero aún más retener. La nación es un plebiscito diario", ha concluido el jefe del ejecutivo catalán.

Ha expuesto que Cataluña fue víctima de un "genocidio franquista" que le privó de su historia, y ha dicho que un pueblo sin historia es un pueblo sin identidad, y se ha preguntado qué le queda a un pueblo si no tiene identidad.

Siguen dándole vueltas a la dictadura franquista

La consellera de Justicia, Ester Capella, ha reivindicado la labor del Govern para recuperar la memoria histórica, especialmente la labor que hizo el exconseller de Asuntos Exteriores Raül Romeva, actualmente en prisión preventiva por la causa del 1-O.

Capella ha considerado que aun hay "un velo de silencio que hay que levantar" sobre hecho históricos que derivan de la dictadura franquista, y ha asegurado que hasta que no se haga no se podrá superar el luto que dejó ese periodo en la población.

Ha reivindicado "el derecho a la verdad, a la justicia y a establecer las condiciones de no repetición", y ha recordado especialmente a Neus Català, superviviente del nazismo fallecida este año y que también formó parte de los ciudadanos que tuvieron que exiliarse.

"Que nunca caigan en el olvido las víctimas del fascismo. Tenemos que garantizar que su recuerdo siga bien vivo. Un pueblo sin memoria es un pueblo que no se conoce a sí mismo", ha concluido.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario