El separatismo radical le acusa de "españolista": "Junqueras, traidor, púdrete en prisión"

  • Cataluña
  • 11-05-2021 | 11:05
  • Escribe: Gonzalo Palacios




Se van a hacer daño. Se lo están haciendo ya. La distancia que separa a la izquierda y la derecha ha llegado al independentismo. También ahí es insalvable. Y los correligionarios de Puigdemont han iniciado una caza de brujas contra Junqueras y los suyos. Por españolistas. Ya no hará falta enviar a Cataluña refuerzos policiales para defender la Constitución. Sus propias peleas internas les descalifican ante el electorado. Y han tocado techo, porque la gente está harta. Incluso muchos antiguos independentistas que han descubierto la verdad detrás de las luchas intestinas de sus líderes.

No se ponen de acuerdo para gobernar en Cataluña. Unos defienden la independencia ya. Los otros, cuando toque y se pueda. En ese bando está Esquerra Republicana y Oriol Junqueras. Por eso ayer se produjo una manifestación de neoconvergentes, espoleados por Puigdemont, para montar follón ante la sede de ERC en Barcelona. 

No perdonan tanto compadreo con el gobierno del "Estado Opresor" y tan pocas ganas de tender la mano al independentismo de derechas de Puigdemont, que tiene prisa por lograr la desconexión de España para poder vivir mejor controlándolo todo y sin tener que rendir cuentas a "extraños".



JxCat ya está en campaña: Quiere acaparar el voto independentista

Puigdemont ha enviado a los suyos a la calle para minar la resistencia de ERC buscando réditos electorales. Si se repiten las elecciones en julio, JxCat aspira a acaparar el voto independentista puro a costa del separatismo de ERC que sólo lo es "a medias".

Unos cientos de radicales de JxCat se manifestaron ante la sede de ERC con gritos de "botiflers" o "Junqueras, traidor, púdrete en prisión" o "Puigdemont, nuestro presidente". Mientras eso sucedía en la calle, la portavoz de JxCat en el Congreso, Mirian Nogueras, echaba más leña al fuego censurando a ERC que anteponga la "estabilidad del Reino de España" a la independencia de Cataluña. Junts no quiere diálogo ni entendimiento con España. Sólo apuesta por la independencia y está dispuesto a dejar a ERC por un partido traidor con tal de acaparar el voto independentista.



A casi 200 chupópteros de Puigdemont se les acaba el momio y se van al carrer

Nogueras ha publicado en twitter: "Giro de 180 grados de ERC después de tener un acuerdo casi cerrado con Junts. Se prioriza la estabilidad del Reino de España sacrificando un Gobierno independentista. La Generalitat al servicio de Madrid. Inaudito". Y luego escribió otro tuit: "Y cuando te pliegas a la investidura de Pedro Sánchez, a los presupuestos y al Estado de Alarma, ya no es una cosa excepcional. Es una estrategia. Basta de engañar a la gente. Junts no regalará la Generalitat de Cataluña a España". Más claro, el agua.



Pero ERC no cede y buscará otros apoyos. Prefiere entenderse con España antes que poner la Generalitat al servicio del chiringuito privado de Puigdemont denominado Consell de la República, creado para dirigir a la Generalitat a su antojo con el mando a distancia desde el extranjero.

Su concepto de la democracia no les permite entender que JxCat, su presidente fugado y su chiringuito, son la tercera fuerza política de Cataluña y no están en condiciones de ordenar nada a los que ganaron. El Consell de la República, que no es más que un engañabobos, no puede tener más peso que los votos de todos los catalanes.



 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario