El separatismo catalán rabia ahora contra Francia: También son represores allí

  • Cataluña
  • 13-11-2019 | 08:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios

200 personas se han concentrado ante el consulado de Francia para protestar contra "la represión del Estado francés".


Parecía que el problema era el estado español. Pero no. El estado francés también es 'represor'. El separatismo catalán no tiene suerte. Se manifiesta violentamente y no entiende que tanto desde España como desde Francia pueda producirse una respuesta policial velando por la salvaguardia de la ley y las libertades de las personas. 

La gamberrada de La Jonquera se ha cerrado con 21 detenidos fruto de la colaboración de las fuerzas del orden francesas y españolas. Se ve que con eso no contaban y ahora rabian también contra los 'malvados' franceses.


Y los CDR han reunido a 200 personas esta tarde ante el Consulado de Francia en Barcelona para protestar "contra la represión del Estado francés" por la detención de 21 personas por parte de la policía francesa desalojando a los manifestantes en la AP-7.

El consulado francés ha tenido que ser custodiado por dos furgones de los Mossos d'Esquadra y una decena de agentes en la acera.


"Ni España ni Francia...¡Países Catalanes!"

Los indignados manifestantes, que han defendido a los detenidos por las fuerzas de seguridad que velaban por solucionar el trastorno económico que ha ocasionado el cierre de la frontera, han coreado consignas contra el estado español y el francés.

Se ha podido oír: 'Ni Espanya ni França, Països Catalans', 'Sí, sí, sí, el tsunami ja és aquí', 'La frontera serà sempre nostra', 'Shame on Europe' y 'Els carrers seran sempre nostres'. Y han recibido el apoyo de una treintena de acampados en la Plaza Universidad, muy próxima al lugar en la que se podía leer: 'L'acampada resisteix' (La acampada resiste).



También han podido leerse mensajes como 'Touriste, votre État nous frappe' (Turista, vuestro estado nos golpea), 'Liberté? Egalité? Fraternité? Où?' (¿Libertad? ¿Igualdad? ¿Fraternidad? ¿Dónde?) y 'État français, collaborateur de l'État fasciste espagnol' (Estado francés, colaborador del Estado fascista español).

Queda claro que no están contentos con nadie. Ni con España ni con Francia. Ahora le toca recibir a Francia. Todo lo que no sea aplaudir con las orejas al movimiento separatista catalán merece la repulsa de estos talibanes que disfrutan con sus maldades mientras generan fuertes pérdidas económicas e indignación. Pero eso a ellos no les importa. Todo queda supeditado a la independencia de Cataluña. Es lo único que les importa. Y a los demás, que les den morcilla. Sean españoles, franceses o tailandeses.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario