El secreto de la infancia de Pedro Sánchez: el presidente siempre ha tratado de esconderlo

  • Política
  • 22-05-2022 | 21:05
  • Escribe: Enrique Sanz
Este es uno de los principales puntos débiles de la vida privada del presidente de España


El pasado de Pedro Sánchez siempre ha sido una de las partes más estudiadas de la vida privada del presidente, especialmente debido a su predilección por estar presente en casi todas las polémicas que surgen en el entorno político español. Durante sus años de mandato y su convulsa trayectoria como secretario general del PSOE, se han observado atentamente todas las experiencias educativas y laborales de Sánchez.

Sin embargo, el propio presidente es realmente esquivo a la hora de hablar de una de ellas, la más básica y elemental: su estancia en el Colegio Santa Cristina cuando tenía una tierna edad. Este fragmento de su pasado está practicamente oculto, y tan solo lo saben unas pocas personas. Aun así, la realidad es acorde a lo que realmente comunica el presidente.



El Colegio Santa Cristina dejó de existir como institución en los años noventa, cuando su edificio pasó a ser un anexo de la Universidad Alfonso X el Sabio. Además de ser un colegio religioso y privado, dos cualidades con las que en principio no se asocia el presidente, el Santa Cristina no se caracterizó por tener a los mejores estudiantes. Sin embargo, cuando Sánchez superó las etapas educativas correspondientes en este caro colegio, fue enviado al Ramiro de Maeztu, una de las referencias educativas de la España de los años ochenta y noventa.

La complejidad de las relaciones sociales en el Ramiro de Maeztu y el amplio abanico de posibilidades de futuro que ofrecía el instituto madrileño, combinados con el carácter cosmopolita ideológico de muchos de sus alumnos supuso el caldo de cultivo perfecto para que Sánchez decidiera tomar como propios los valores de este instituto.



Además, otro de los motivos por los que exhibe su paso por el Ramiro de Maeztu es su pasado como jugador de baloncesto y su afición a este deporte, especialmente hacia el equipo madrileño Estudiantes: tanto el Real Madrid como el Estudiantes tienen su cantera oficiosa en las diferentes categorías de los equipos de baloncesto del instituto Ramiro de Maeztu.

Lógicamente, el cambio de experiencia provocó que Sánchez modificara radicalmente su forma de ser y le gustara presumir del Ramiro de Maeztu, un colegio público bastante más completo que el Santa Cristina. Por tanto, no es de extrañar que su estancia en este colegio privado y religioso apenas figure en ninguna de las biografías públicas del presidente, quien trata de ocultar su paso por esta institución educativa como si le fuera la vida en ello.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario