El Rey vuelve a dejar en evidencia a los indepes en su visita a Barcelona

  • Cataluña
  • 28-06-2021 | 11:06
  • Escribe: Blanca Torres

Pere Aragonès mantiene su pulso al monarca en el Mobile World Congress, demostrando que la Generalitat no cambiará su rumbo secesionista a pesar de los indultos.




El Rey Felipe VI acudía este domingo a Barcelona para participar en la inauguración, y en la posterior cena, del Mobile World Congress; una de las ferias más importantes internacionales de las que se celebran en la Ciudad Condal, y la vuelta a la normalidad tras la pandemia del coronavirus.

Una cita en la que el monarca ha podido comprobar que, a pesar de que Pedro Sánchez ha asegurado que los indultos eran el comienzo de una nueva etapa de "concordia" con el nacionalismo catalán, poco ha cambiado de cara a la relación entre la Casa Real española y la Generalitat.



Así pues, a su llegada, el monarca ha sido únicamente recibido por el presidente socialista, ausentándose tanto Pere Aragonès como el resto de miembros representantivos del gobierno catalán. Un desplante que ha sido voluntariamente obviado por el monarca, que ha continuado con su plan inicial durante el evento.

Datos objetivos por los que los indultos a los golpistas son un fraude



Sin embargo, el Jefe del Estado sí ha querido dar un doble mensaje durante su discurso en: y es que el monarca ha defendido la presencia de la feria de la tecnología en España desde 2006, en la "querida Barcelona", y ha remarcado la importancia de "estar todos juntos" para recuperar la normalidad de la pandemia.

Palabras que ha pronunciado en castellano, inglés... y catalán, estableciendo así que la lengua cooficial de la autonomia no pertenece, tal y como intentan hacer creer, al independentismo catalán, sino a todos los ciudadanos catalanes y españoles, que son libres de utilizarla, o no, independientemente de su ideología, y de las premisas que desde el secesionismo se quieran establecer en la ciudadanía catalana.



Pere Aragonès mantiene su pulso a la Corona

Como ya empieza a ser costumbre, el president de la Generalitat ha vuelto a demostrar su falta de interés en el protocolo y en la representación institucional, evitando recibir al monarca a su llegada al MWC, marcando claramente su posición republicana e independentista de no reconocer a la figura del Rey de España.

Un diputado independentista llama a Sánchez "hijo de la gran puta"



Una actitud que ha tenido que dejar de lado ante las evidencias, teniendo que saludar al monarca, aunque de forma informal, antes de entrar a la sala de la cena, siendo Pedro Sánchez testigo de este breve encuentro entre ambos.

Rabieta del independentista que se ha incrementado con la lección de educación y respeto ofrecida por el monarca durante su discurso, y que ha llevado al republicano a obviar la presencia del Rey durante su saludo en el discurso, íntegramente pronunciado en inglés: "autoridades del Estado, del Gover, del Ayuntamiento" ha dicho Aragonès, evitando mencionar directamente al Rey.

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario