El Rey Felipe VI planta cara y 'vapulea' al Gobierno públicamente por sus amistades peligrosas

  • Política
  • 07-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera
El monarca ha querido recordar su "afecto" hacia los miembros de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil, en un claro toque de atención a Grande-Marlaska.


Pedro Sánchez, a pesar de sus promesas electorales a todos los españoles, ha decidido convertirse en el presidente español con más alianzas con aquellos que pretenden romper España y dividir a los ciudadanos del país. 

Así pues, el presidente socialista ha convertido a sus principales socios de Gobierno, no sólo a los comunistas republicanos de Podemos, sino también a los rupturistas catalanes, y a los herederos políticos de ETA, EH Bildu, concediendo constantes premisas a unos y a otros con tal de recibir los apoyos suficientes para mantenerse en la Moncloa.



Unos apoyos ante los que el Rey Felipe VI, hasta el momento, se ha mantenido en absoluto silencio, tal y como marca su papel la Constitución española. Sin embargo, eso ha cambiado este 6 de enero durante la celebración de la Pascua Militar.

Y es que el monarca ha aprovechado su discurso en el evento castrense, uno de los más importantes del año, para criticar duramente el 'olvido' de Pedro Sánchez hacia las víctimas del terrorismo de ETA, señalando veladamente que estas víctimas y sus familiares tienen una "altura moral" que debe ser la guía de todos los españoles.



Los inquilinos de la Moncloa disparan el odio contra la Policía y Guardia Civil en 2021

"Al cumplirse los 10 años del fin de la violencia brutal de la banda terrorista ETA, quiero honrar, con gran emoción, la dignidad de las víctimas del terrorismo, muchas de ellas, de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Enviamos un mensaje de ánimo a sus familias. Su fortaleza y altura moral nos sirve de guía a todos los españoles" ha destacado el Rey.



Palabras que contradicen claramente las actuaciones de Pedro Sánchez en los últimos meses, quien no ha dudado en acercar a los presos de ETA al País Vasco, ninguneando el dolor de las víctimas, en un claro ejercicio de nula moralidad que ha sido fuertemente criticada por la ciudadanía española.

"Afecto" hacia las Fuerzas Armadas

Sin embargo, el discurso del monarca ha tenido un segundo 'objetivo' dentro del Gobierno socialcomunista: Fernando Grande-Malaska. Y es que el ministro de Interior ha sido criticado en múltiples ocasiones por su desprecio constante hacia la Policía Nacional; un desprecio que, en otros sectores del Gobierno, se ha extrapolado a las Fuerzas Armadas y Guardia CIvil.



Y es que es difícil olvidar que el ahora orgulloso presidente del Gobierno no dudaba en asegurar ante los medios de comunicación que el ministerio de Defensa, en clara alusión a los militares, era del todo innecesario en el país. 

Palabras que se desmentían por su propio peso en el año 2020, cuando las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad se convertían en la clave fundamental para la lucha contra la pandemia del coronavirus, arriesgando sus propias vidas, así como en acontecimientos como la erupción del volcán de la Palma o Filomena.

Suspenso en lengua: no se puede describir con palabras la patada de Irene Montero al diccionario

Una ejemplaridad y una presencia necesaria en el Estado español que ha querido recordar Felipe VI en su discurso, donde no ha dudado en declarar su "afecto" hacia los maltratados Cuerpos de Seguridad del Estado.

"Mi afecto a las Fuerzas Armadas y a la Guardia Civil, por vuestra abnegada dedicación a defender a España" ha remarcado el monarca, haciendo así hincapié, no sólo en la importancia de las FAS en España, sino también en la necesidad de defenderla de aquellos que buscan romper el país... con el silencioso apoyo del Gobierno.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario