¡¡El rey Felipe VI está enfermo!!: La propaganda indepe le pone nombre a su dolencia

  • Política
  • 26-12-2019 | 09:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Según Peñafiel, Felipe VI "era un niño malcriado, flojo en sus estudios, con faltas de asistencia y puntualidad y déspota. Con un grave problema añadido: el sueño. Su pubertad le provocaba cierta vagancia, somnolencia y falta de interés general. Se quedab


Uno de los principios fundamentales en los que se sustenta el separatismo consiste en desprestigiar la imagen de la Monarquía. Es el paso previo para vender con garantías el producto del Procés. Cataluña no puede depender de una monarquía corrupta, anticatalana y ahora, también, enferma.

Después del desprecio de TV3, pasando de emitir el discurso de Nochebuena del rey Felipe VI, los medios radicales separatistas, como El Nacional, se agarran a los argumentos que les da el gagá Jaime Peñafiel para oscurecer la monaquía. Todo vale para desprestigiar al jefe del estado español.


El último bulo pasa por asegurar que Felipe VI está enfermo. Y lo venden como una consecuencia natural de la endogamia de los Borbones, que según el citado medio llevó al rey Juan Carlos a vetar el reinado de su hija Elena porque "no está en condiciones".

"Felipe VI se queda dormido hasta de pie"

Según esta versión, los Borbones no presentan un sistema inmunológico adecuado. Es la versión a la que se agarran los medios propagandisticos del separatismo utilizando las sentencias del fantasioso Peñafiel en su libro. 


Según Peñafiel, Felipe VI padece narcolepsia. Se duerme sin poder controlarlo. Según Peñafiel, Felipe VI "era un niño malcriado, flojo en sus estudios, con faltas de asistencia y puntualidad y déspota. Con un grave problema añadido: el sueño. Su pubertad le provocaba cierta vagancia, somnolencia y falta de interés general. Se quedaba dormido hasta de pie".

Y escribe El Nacional haciéndose eco de las tesis de Peñafiel: "El truco para espabilar el empanado Felipe era sobre las siete y media de la mañana "tirarle de los pies, abrir las ventanas de par en par o llamarle por teléfono desde la centralita de Zarzuela". En el capítulo dedicado a esta enfermedad del libro Anécdotas de oro, el cronista más veterano de Zarzuela narra "si estaba sentado Felipe se dormía, por eso recomendaron que estuviera siempre de pie sin apoyarse porque sino también se dormía. Y con los codos en la mesa dormía igual". 



Y añade:  "En Canadá el regimen del College era muy estricto. La gobernanta tenía que recurrir a una bolsa de hielo en la cara de Felipe". Peñafiel sentencia que la narcolepsia no tiene cura.

Y el Nacional concluye: "Felipe empanado, dormido y disperso. Lo que sí se cura es la monarquía: sometiéndola a votación", que de eso se trata.

Les falta tiempo para lanzar porquería contra el rey de España con la misma intensidad conla que callan la corrupción de los políticos catalanes empeñados en llevar a Cataluña al abismo de la independencia.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario