El Rey, en Cataluña: Mejor solo que mal acompañado

  • Cataluña
  • 06-10-2020 | 09:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Ninguna autoridad institucional catalana acompañara al Rey en su visita a Barcelona: Ni ayuntamiento, ni Govern ni Parlament


Mejor solo que mal acompañado. El Rey Felipe VI se desplazará el viernes a Barcelona, ahora con permiso de Pedro Sánchez, para presidir un acto institucional en el que no estará acompañado por ninguna de las autoridades institucionales catalanas, lo que supone un desprecio en toda regla a la corona española. Algo que ya no sorprende.

Poca educación

Después del anuncio de la alcaldesa Ada Colau, que ya adelantó que no pensaba perder un minuto con el Rey y de la confirmación del Govern provisional de la Generalitat, que ahora preside Pere Aragonès, de que ningún miembro del Govern acompañaría al Rey durante su estancia en Barcelona, ahora se suma el Parlament, por medio de su presidente Roger Torrent, número dos en la jerarquía institucional catalana, en la lista de bajas que se borran de la visita del Rey.


Ya están calentando la visita del Rey a Barcelona

Queda claro que la casta que vive del politequeo en Cataluña entiende poco de educación, buenos modales y cortesía política. Acostumbrados a imponer el pensamiento único, no aceptan a alguien que pueda pensar diferente y que comparta con la gran mayoría de la población catalana su deseo de seguir siendo españoles.


Aunque la versión de Torrent es diferente. Hoy ha dicho en Antena 2 que una mayoría de catalanes tienen planteamientos republicanos y está en contra de una monarquía que "lleva sobre sus hombros casos de posible corrupción". Y ha justificado en su discurso del 3 de octubre de 2017 que "en Cataluña la monarquía no sea bienvenida".

Podemos rechaza el viaje del Rey a Barcelona "mientras no se aleje de la derecha judicial y política"

Pero el tono de los partidos independentistas aún puede superarse. Después de las amenazas de Jaume Asens ("mejor que el Rey no vuelva nunca más a Cataluña") ahora le ha tocado el turno al pintoresco Gerardo Pisarello, que también quiere hacer méritos a costa del Rey.



Los amigos de Sánchez sacan el hacha de guerra: "Si el Rey quiere venir a Cataluña, que pida perdón"

El dirigente de En Comú Podem, y diputado de Unidas Podemos en el Congreso, Gerardo Pisarello ha criticado la presencia del Rey Felipe VI el próximo viernes en el Barcelona New Economy Week (BNEW), al sostener que no es conveniente su asistencia mientras siga cobertura a la "huida" del monarca emérito Juan Carlos I, mantenga su "opacidad" y no se aleje "de la derecha política y judicial"

En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso, Pisarello ha coincidido con la opinión ya expresada por la alcaldesa de la ciudad condal, Ada Colau, al interpretar que la presencia del monarca no contribuye a reforzar la "imagen de modernidad y de buen hacer que la economía necesita".

"Mientras la monarquía no defienda su neutralidad, mientras que la monarquía no se aleje claramente de la derecha política, judicial y mediática, es evidente que aparecerá como un elemento más de atraso que como una embajadora de futuro", ha apostillado.

"La monarquía representa la economía de las prebendas"

En esta línea, Pisarello ha aseverado que "mientras la Casa Real no actúe con transparencia, no informe de los casos de corrupción que la rodea y siga dando cobertura a la huida del rey emérito Juan Carlos a una dictadura", será "muy difícil vincularla" a la "innovación y al cambio" en lugar de a la "economía de prebendas".

Los indepes quieren la cabeza del Rey: ¡y sacan las guillotinas a la calle!

Tras subrayar que los "escándalos" que rodean a la monarquía y su "falta de transparencia no han cesado", la presencia de Felipe VI en Barcelona "sigue siendo desaconsejable hoy" al igual que ocurrió hace dos semanas, al acordarse desde el Gobierno que no acudiera al acto de entrega de despachos de nuevos jueces en la ciudad condal.

Por todo ello, desde En Comú Podem y Unidas Podemos continúan pensando que quienes proponen a la monarquía "alejarse de la Constitución", como en su opinión han hecho el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, o el propio expresidente del Gobierno Felipe González, le hacen un "flaco favor" a la institución "invitándole a saltarse la Constitución".

"La posición de fondo de que la monarquía debe respetar escrupulosamente el principio de neutralidad refleja el papel constitucional de la monarquía, y esa es la posición que han defendido los ministros de Unidas Podemos y el espacio político en general. El cumplimiento estricto de la legalidad obliga a la monarquía a comportarse como una monarquía parlamentaria, sometida a los criterios de oportunidad política del Gobierno. Es una opinión compartida", ha zanjado.

Finalmente, ha desgranado que cualquier decisión de la Casa Real que la aleje de ese principio de neutralidad y le lleve a ser "secuestrada" por "la derecha" judicial y política "mina su papel constitucional"

Facebook Twitter
Deja tu Comentario