El Real Madrid tiene la mosca detrás de la oreja con el exhaustivo control anti doping a Casemiro

  • Deportes
  • 09-01-2020 | 09:01
  • Escribe: Francisco Rubio

El portentoso físico de Carlos Henrique Casemiro genera suspicacias muy desafortunadas.




Carlos Henrique Casemiro está en el punto de mira del antimadridismo. Los mismos que jamás han dudado de jugadores mucho menos potentes físicamente, de sus milagrosas recuperaciones y de preocupantes y ‘vomitivos’ signos sobre el terreno de juego de que algo raro había, ahora intentan hacer ver que la fortaleza y resistencia de Casemiro no son naturales ni fruto del trabajo. (Fede Valverde ridiculiza al hermano de Paul Pogba… ¡¡Por 'bocachancla'!!).

El propio Casemiro se lo toma a guasa, tal y como pudimos ver tras el partido ante el Valencia de este miércoles. Sin embargo, en el Real Madrid empieza a haber ‘runrún’ con el hecho de que curiosamente casi siempre que hay que pasar control anti doping le toca al brasileño. En el club blanco creen que no es casualidad, que están intentando buscarle tres pies al gato al ver que el futbolista es como el conejo de las pilas Duracell y no se agota jamás.



Casemiro tira de ironía por los controles anti doping

Me ha tocado el doping, contra el Getafe también… fue un sorteo. Siempre me toca, no pasa nada, no hay nada que tapar, explicó el brasileño a pie de campo, justo antes de contestar a las preguntas de Movistar Plus posteriores al partido. El mensaje fue claro: Casemiro se toma a risa que intenten ‘pillarle’ en una infracción que él jamás cometería. Con otros futbolistas no hay tanto control como con el todoterreno blanco, el hombre que sostiene como un muro de carga al mejor club del mundo.

El pasado mes de septiembre ya hubo polémica por este asunto cuando Casemiro tuvo que pasar tres controles anti doping en 10 días. Parece ser que los organismos (en su mayoría antimadridistas demostrados) no confían en la naturaleza del brasileño.



Cuando se dio aquella noticia, el tertuliano colchonero Petón afirmó en la COPE que “por algo será” y se llevó el tirón de orejas de Paco González: “Es broma”, acabó diciendo. Es evidente por qué le buscan, y la razón no es otra que su importancia vital en un equipo al que quieren hundir. Si lleva meses pasando controles con éxito es porque su fuerza, potencia y resistencia solo son fruto del trabajo y de la genética. Pero está claro que intentan buscar fantasmas donde no los hay. (Thomas Partey siembra el terror en el Atlético con su posible fichaje por el Real Madrid).

La reacción de Casemiro al saber que le tocaba el control anti doping… otra vez

Facebook Twitter

Deja tu Comentario