El Real Madrid tendrá su revancha contra el Chelsea en la Champions

  • Deportes
  • 18-03-2022 | 12:03
  • Escribe: Alejandro Jiménez
Los blancos han quedado emparejados en los cuartos contra el equipo que les eliminó el año pasado


Este viernes se ha celebrado el sorteo de los cuartos de final de la Champions League y el Real Madrid ha quedado emparejado con el Chelsea, una opción que convence a los de Ancelotti, esquivando a los cocos del Bayern, Liverpool o Manchester City.

Tras pasar por encima del PSG en la anterior ronda, el Real Madrid llegaba al sorteo de cuartos de final con el papel de uno de los favoritos, pero con el objetivo de esquivar al resto de los principales aspirantes. Al final, aunque no era la opción más asequible, al equipo de Ancelotti le tocará medirse a los actuales campeones de Europa, con los que tienen varias cuentas pendientes.



La estrella inglesa que se ofrece al Madrid y sueña ser como Beckham

Revancha

El Chelsea se coronó campeón de la Champions League el año pasado ante el Manchester City por segunda vez en su historia. Los de Tuchel no entraban en las quinielas a principio de temporada pero, desde la llegada del técnico alemán a mitad de año, subieron el nivel hasta convertirse en el equipo más completo de todos.



El Real Madrid sufrió en sus carnes el poderío que mostró el Chelsea el año pasado. Con Zidane en el banquillo, el Madrid se enfrentó a los blues en semifinales y, después de dos partidos muy ajustados, quedó eliminado sin contestación. El equipo sacó carácter para no salirse de la eliminatoria pero no pudieron con el empuje de los jóvenes del Chelsea.

Este año, las tornas se han cambiado y es el Madrid el que exhibe un físico exuberante y llega en un momento dulce a la eliminatoria. El Chelsea no está encontrando el nivel de la temporada pasada y según los primeros análisis de los expertos, los blancos parten con una cierta ventaja.



El juego secreto de Guardiola con Haaland y el Real Madrid

Factor Bernabéu

Una de las claves que marcó la eliminatoria del año pasado fue que el Madrid jugó todos sus partidos en Valdebebas a puerta cerrada por culpa de la pandemia. Este año, contará con un Santiago Bernabéu que ya ha disfrutado de una gran noche europea hace muy poco y ha demostrado ser decisivo en la Champions.



El Chelsea en cambio, no podrá acoger público en Stamford Bridge para el partido de ida. Las sanciones a Abramovich impiden al club vender entradas y la Champions está fuera de la oferta a los abonados. La situación ha cambiado mucho para los dos equipos en un año y los blancos tienen muchas ganas de devolvérsela a sus últimos verdugos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario