El Real Madrid no cae en la trampa de Mbappé: si quiere venir, solo hay una manera

El Real Madrid no cae en la trampa de Mbappé: si quiere venir, solo hay una manera

22/01/2023

| Roberto Toninelli

Facebook
Twitter

La entidad blanca no quiere estar en el foco mediático en lo que respecta al delantero francés

Kylian Mbappé tiene un problema. El PSG, también. El Real Madrid, sus dirigentes, no quieren que esa doble turbulencia pueda sacudir a la zona noble de Valdebebas, esa en la que se toman las decisiones estratégicas de la entidad madridista

Y en esas reuniones se ignoran las situaciones incómodas que puedan vivir el equipo parisino con capital qatarí y el actual subcampeón del mundo. No va con ellos. No es su tema y como tal se lo toman, como meros espectadores de todo lo relacionado con Mbappé, de la misma manera que lo hacen con otros jugadores.

Sí que hay plan B al fichaje de Bellingham: cuesta la mitad y a Ancelotti le gusta tanto o más que el inglés

En estos momentos, no es cuestión de petición de perdón por parte del francés ni de soberbia blanca, es pura y dura estrategia y proyecto, con el añadido de no perder el tiempo, lo que el delantero hizo perder durante toda la temporada pasada. Claro que valoran deportivamente a un jugador capaz de marcar las diferencias, pero el liderazgo del equipo pertenece a Vinicius, tal y como quedó claro con el contrato firmado por el brasileño el pasado verano.

En el Real Madrid, de manera oficiosa, niegan cualquier contacto con el entorno del francés. No dan la espalda a la realidad de lo que pasa alrededor del delantero y de las peticiones al PSG no correspondidas desde la presidencia de club francés-qatarí, que por el momento no ayudan a que el ambiente en el vestuario parisino sea el indicado, de ahí lo complicado de la situación y de esa búsqueda de soluciones. De hecho, algunas informaciones apuntan a que ya en el pasado verano, Mbappé intentó un primer movimiento de salida.

El PSG y Kylian Mbappé escenificaron en el pasado mes de mayo una renovación con fecha 30 de junio de 2025, cuando la realidad dice que es de un año menos, salvo que el delantero quiera, lo que da pie a la especulación y a que el francés siga siendo el centro de atención del mercado, algo a lo que los dirigentes del Real Madrid no piensan contribuir ahora.

El Real Madrid quiere que no se repita lo mismo que el año pasado

En Valdebebas siguen a lo suyo y no quieren ser relacionados con el PSG. Si el club francés, con la renovación trampa hecha la pasada temporada, siente la necesidad de abrir la puerta a negociar por aquello de no dejar pasar el tiempo y ver la marcha del subcampeón del mundo sin recibir un euro en el verano de 2024, es algo que de momento se ha hecho público. El movimiento no está descartado, pero de momento desde París se encargan en transmitir una tranquilidad artificial.

Entrenador top, libre y receptivo: hay alternativa a Ancelotti si las cosas se tuercen

No obstante, despierta recelo por su comportamiento. Y no solo en el club blanco. En el Real Madrid nadie apuesta por el inicio de una negociación traumática. Ni utilizando a terceros, algo que ya hizo en el verano de 2021 con el agente Kia Joorabchian. Lo piensan tanto por el jugador como por el PSG. Si ellos tienen problemas, que lo solucionen. Al menos así piensan por el momento porque el francés es un jugador diferencial. Si marcan un precio de salida y el jugador demuestra que quiere salir de esa jaula de oro en la que está, la historia será otra distinta, pero de momento no es así.

 

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario