El Real Madrid es una ruina. ¡Lopetegui a la calle, ya!

  • Deportes
  • 28-10-2018 | 18:10
  • Escribe: Francisco Rubio

El Real Madrid sale humillado del Camp Nou y Florentino tiene la excusa perfecta: Lopetegui es historia


Julen Lopetegui está fulminado. Pero no nos quedaremos tranquilos hasta que Florentino Pérez lo haga oficial mediante un comunicado. El entrenador vasco no puede seguir dirigiendo al Real Madrid. Y no ya por la derrota en el Camp Nou, dolorosa y humillante como pocas, sino por la penosa imagen que el equipo blanco ha dado ante el FC Barcelona sobre todo en los primeros durante 70 de los 90 minutos que ha durado el partido.

Un desastre, una ruina total. Es difícil recordar una primera parte tan mala como la que cuajó el Real Madrid en el Camp Nou, 45 minutos decisivos en el desenlace del encuentro. Los blancos estuvieron en todo momento superados por su rival, pero no en términos futbolísticos, sino en ambición, en hambre por ganar. ¡Parecía que se la traía al pairo sacar algo positivo de este partido o no!

El Real Madrid salió ‘cagado’ al Camp Nou

¿Por qué no salieron los de Lopetegui motivados en un partido así? ¿Por qué no mordieron desde el inicio? En apenas media hora de partido, los locales tenían el choque prácticamente resuelto, con un 2-0 que hacía presagiar una goleada, como así sucedió. El equipo necesita un cambio, y ha quedado más claro que nunca en un partido para olvidar, de los que cabrean a los aficionados, de los que dan y quitan razones: Lopetegui no sirve para dirigir al Real Madrid, y a estas alturas eso es algo irrefutable. No tiene ni el carácter ni el carisma ni los conocimientos tácticos para hacerlo.

Los jugadores salieron al Camp Nou con miedo a perder, agarrotados. Y gran parte de culpa la tuvo el entrenador por sus cambios en el sistema de juego y en el estilo. El equipo pasó de ser dominador a dominado, cediendo toda la posesión e iniciativa del juego al Barcelona. Un grave error que se tradujo en un Madrid más desconocido que nunca, que no solo era incapaz de hacer daño en ataque sino que además era endeble atrás al no tener el balón tanto tiempo como de costumbre. Lopetegui se va a ir del Madrid tras perder su único Clásico como técnico madridista y también su identidad como entrenador.

El error en la planificación del encuentro pudo comprobarse cuando en la segunda mitad el Madrid empezó a dominar y pudo incluso empatar. ¿Por qué esperó el equipo blanco a que el partido estuviera tan cuesta arriba para jugar así? Marcelo marcó, y Modric y Benzema tuvieron el empate en los primeros 20 minutos de la reanudación. Pero a partir de ahí, la reacción acabó y lo que llegaron fueron tres goles más del Barça, hasta el 5-1 definitivo. El Madrid se queda a siete puntos del liderato.

Los jugadores también son responsables

Un equipo como el Real Madrid no puede permitirse semejante resultado, pero sobre todo no puede permitirse una imagen como ésta. Lopetegui tiene los minutos contados en el equipo blanco. Florentino Pérez debe cesarlo inmediatamente y buscar a un entrenador que sepa manejar a un grupo de futbolistas que, a su vez, ha quedado marcado por su desidia y por no tener los cojones necesarios para dar la cara en un partido tan importante. El vestuario también necesita una limpia. El que más pierde, como siempre, es el madridismo: los futbolistas se irán a dormir a casa con sus mujeres modelos, a bordo de sus Ferraris y con su buen puñado de millones en el banco, mientras los aficionados tardarán mucho tiempo en olvidar lo sucedido y sobreponerse del varapalo, uno de los más duros de los últimos años.

El caso Vinicius también remata a Lopetegui

Por otro lado, voces dentro del vestuario aseguraban que Lopetegui no se atrevería a dejar fuera del partido a Vinicius Jr., uno de los puntos de mayor conflicto entre la cúpula del Real Madrid y el técnico vasco. Pero sí se atrevió. Después de que el Madrid luchó para que pudiera jugar ante la justicia deportiva y de que el Castilla perdió sin él este sábado ante el Fuenlabrada, Julen no solo no le hizo jugar sino que lo dejó en la grada. Una decisión que nadie entendió y que encendió los ánimos en la directiva. Con el resultado cosechado, Lopetegui es historia. Hasta nunca, Julen.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario