El Real Madrid, dispuesto a romper con LaLiga tras el escándalo de la Supercopa

  • Deportes
  • 16-01-2021 | 09:01
  • Escribe: Francisco Rubio

El maltrato al que está siendo sometido el club blanco dispara las pretensiones de Florentino Pérez respecto a la creación de la Superliga Europea


El Real Madrid se siente más maltratado que nunca en el fútbol español. Los acontecimientos de la última semana han reforzado las intenciones de Florentino Pérez respecto a la posible creación de una Superliga Europea. El club blanco tiene cada vez más claro que no quiere participar en una competición adulterada e injusta. Quiere abandonar el campeonato doméstico y configurar un nuevo sistema de competición en el que todos los clubes sean tratados por igual.

La eliminación en la Supercopa de España ante el Athletic Club de Bilbao el pasado jueves, con escándalo arbitral, ha sido la gota que ha colmado el vaso tras una semana repleta de despropósitos en la que el Real Madrid se ha sentido perjudicado en todos los aspectos. Desde el club blanco nos comentan que todo lo ocurrido ha rozado incluso la humillación. Al menos así es como se sienten en la entidad: humillados e impotentes.


La directiva del Madrid se hace la gran pregunta: el equipo quería regresar a casa

Precisamente, todo lo ocurrido lo achacan al enfado de Javier Tebas con Florentino Pérez por la insistencia del dirigente madridista en abandonar el campeonato nacional de Liga para crear una Superliga con los mejores equipos del viejo continente.


Luego, respecto al tema arbitral es lo mismo de siempre. Doble rasero e indignación por el hecho de que el VAR tuviera las narices de omitir imágenes clarísimas de un penalti cometido por el Athletic en el último minuto de la semifinal de la Supercopa.

El viaje a Pamplona, el inicio

Todo comenzó hace 8 días, cuando el Real Madrid tuvo que viajar a Pamplona a pesar del temporal que azotaba España en ese momento, Filomena. No se daban las circunstancias idóneas para viajar y LaLiga puso en riesgo la integridad de los miembros de la expedición madridista al obligarles a viajar en unas condiciones climatológicas extremas bajo la amenaza de perder los tres puntos en caso de incomparecencia.



Ese fue el comienzo de toda una cadena de decisiones que han perjudicado gravemente al Real Madrid. El equipo no pudo volver a Madrid después de jugar un partido en un terreno de juego impracticable y perder dos puntos al empatar sin goles ante Osasuna. Los blancos perdieron los puntos, tiempo de descanso y tiempo de preparación para enfrentarse al Athletic.

Curiosamente, el conjunto vasco sí que tuvo la 'fortuna' de que su partido ante el Atlético de Madrid se suspendió, disponiendo de este modo de más descanso y de tiempo de sobra para preparar la fórmula con la que hincarle el diente a los de Zidane.

El PSG contraataca: Florentino teme la revancha parisina por el fichaje de Mbappé

El Real Madrid acabó viajando directamente a Málaga para la semifinal de Supercopa, lo que obligaba a los futbolistas a estar 10 días lejos de sus hogares en caso de alcanzar la final, objetivo que al final no se pudo lograr entre otras cosas por una decisión arbitral. En el club miran hacia dentro y hacen autocrítica, pero tampoco pueden obviar todas las circunstancias que han rodeado la eliminación.

Y lo que peor ha sentado no solo ha sido el comportamiento de LaLiga, sino el choteo posterior de Javier Tebas, que encima tuvo las narices de calificar de "excusas" las protestas de Zidane, que nunca dice una palabra más alta que otra, tras el empate en Pamplona: "No sé la información que tenía Zidane. He visto tantas excusas que han dado los entrenadores cuando no les han ido bien los partidos que ésta será una más", lanzó con toda la desfachatez del mundo.

Las imágenes del VAR

En el fútbol español todo está montado, 'peligrosamente preparado', como diría Simeone, para perjudicar al Real Madrid. Las imágenes del VAR en la Supercopa, por las que hasta a Luis Rubiales se le ha acabado cayendo la cara de vergüenza, son la enésima prueba de que la injusticia es la base sobre la que se sostiene el sistema patrio.

No hay transparencia, no hay justicia, no hay ecuanimidad. El Real Madrid no quiere que se le trate mejor que a los demás, solo quiere que no se le trate peor. El hecho de ser el equipo más grande de España (y del mundo) no justifica que le tengan que poner más obstáculos que al resto para lograr sus objetivos.

El 'proyecto Florentino' es muy distinto al 'proyecto Zidane' y ya le ha leído la matrícula

Florentino Pérez sabe que hay intereses espurios detrás de todo lo que está sucediendo, y esta semana ha sido la gota que ha colmado el vaso. Si en algún momento hubo en su cabeza algún asomo de duda sobre la Superliga Europea, Tebas y compañía se han encargado de solventarla. El Real Madrid está más dispuesto que nunca a romper con LaLiga, abandonar la competición nacional y crear una nueva gran competición europea al estilo de la NBA en los Estados Unidos.

Cuando el club blanco se vaya y con él lo hagan los grandes patrocinadores, le echarán de menos y se lamentarán de haberle maltratado durante tantos años.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario