El Real Madrid deja en evidencia al independentista Laporta en el entierro de Núñez

  • Deportes
  • 05-12-2018 | 15:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Florentino y Butragueño dejan retratado al ex presidente independentista del Barça con su presencia y sus condolencias por la muerte de Núñez.


El barcelonismo en pleno y la sociedad civil catalana se ha citado esta mañana en la Parroquia de la Mare de Déu de la Bonanova para despedir a Josep Lluís Núñez, el presidente más longevo de la historia del FC Barcelona (22 años) fallecido el pasado lunes víctima de una cruel enfermedad. Han estado todos menos Joan Laporta, que ha mantenido su comportamiento grosero hacia la figura de Núñez hasta el último momento.

Florentino Pérez, que ayer acudió al memorial y le dio el pésame a la viuda, y Emilio Butragueño, responsable de las relaciones externas del club blanco, le han dado una lección a este independentista de escaso vuelo que nunca encajó bien que Núñez y no él o los suyos presidiera al Barça. Laporta ni se dignó a enviar un mensaje de condolencia a la familia, ni ha aparecido por el tanatorio, ni por el Memorial Núñez en el Camp Nou. Se ha limitado a colgar un frío mensaje de twitter.

Laporta, el eterno derrotado por Núñez en las urnas

Joan Laporta siempre podrá presumir (?) de ser el hombre que consiguió echar a Núñez del Barça en el año 2000, después de ejercer una feroz oposición contra su persona y su gestión liderando al grupo de presión El Elefant Blau sin más objetivo que desestabilizar al club generando un clima de crispación irrespirable que pudiera presionar a Núñez y obligarle a dejar la presidencia del Barça, algo que no consiguió en las urnas nunca, ni siquiera presentando una moción de censura, y que sólo logró a base de ensuciar su buen nombre aprovechando la entrada libre que tenía en sus medios de comunicación afines.

Laporta participó en diversas candidaturas con el fin de echar a Núñez del Barça por la vía democrática, pero eso no le funcionó al que entonces era cuñado de Alejandro Echevarría, patrono de la Fundación Francisco Franco, luego colocado a dedo en la junta directiva del club. 

Poco amigo de los funerales, no ha asistido al de Núñez de la misma manera que pasó olímpicamente en su época de presidente de darle el último adiós a ex futbolistas relevantes que fueron leyenda en la historia del club. Por tanto, ha mantenido una actitud coherente con su inalterable manera de ser y actuar: amigo de sus amigos y enemigo de sus enemigos.

La lección de Florentino y Butragueño

Pero nadie le ha echado de menos. El barcelonismo de verdad ha estado presente en el funeral dando consuelo a Maria Lluisa Navarro, la viuda, y Josep Lluis Núñez Navarro, el hijo mayor del expresidente. Incluso el Real Madrid ha enviado a Emilio Butragueño al sepelio después de que Florentino Pérez diera ayer el pésame personalmente a la viuda. Florentino ya se dejó ver por Barcelona en los entierros de Kubala, Tito Vilanova y Johan Cruyff. Hasta el Real Madrid ha sabido estar a su altura de las circunstancias dejando retratado a Laporta.

En el funeral hemos podido ver a Josep Maria Bartomeu, Jordi Cardoner y Jordi Mestre, los directivos Jordi Moix, Silvio Elías, Javier Bordas y Pau Vilanova, los expresidentes Joan Gaspart y Enric Reyna, el abuelo de Gerard Piqué, Amador Bernabéu,  exjugadores y extécnicos del Barça como Patrick Kluivert, Carles Puyol, Samuel Okunowo, Carles Rexach, Louis Van Gaal, Pichi Alonso, Tente Sánchez, Ramon Alfonseda, Ferran Martínez, Enric Masip, Alexanko, Archibald, Víctor Muñoz, Josep María Fusté, Artola o Guillermo Amor. También Emilio ButragueñoEnrique Cerezo, los exfutbolistas del Espanyol Marañón y Solsona y los políticos Jordi Pujol, y su esposa Marta Ferrusola y Josep Antoni Duran i Lleida.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario