El Real Madrid comienza la operación salida: primer adiós confirmado

  • Deportes
  • 17-05-2022 | 07:05
  • Escribe: David Jiménez
El agente del jugador confirma su marcha


El Real Madrid necesita tener fichas disponibles para poder inscribir a las nuevas legadas que se esperan este próximo verano. Para ello algunos jugadores deben salir del club y uno de ellos parece estar ya confirmado. Se trata de Gareth Bale cuyo contrato acaba el próximo mes de junio.

El diario Récord publica las declaraciones realizadas por Jonathan Barnett, agente del galés, en una entrevista concedida al medio portugués. "Se va del Real Madrid, pero hay que esperar a lo que Gales sea capaz de hacer. Todo depende de si Gales se clasifica para el Mundial; entonces tomaremos una decisión, que puede variar dependiendo de si Gales va o no al Mundial. ¿Es más probable que regrese a Inglaterra? Creo que sí, pero tendremos que esperar."



El "expreso de Cardiff" apenas ha disputado 290 minutos repartidos en siete partidos entre Liga y Champions en los que ha recibido 2 tarjetas amarillas y ha anotado apenas un gol. Bale ha tenido otra temporada repleta de lesiones entre las que se encuentran su lesión de rodilla, de pantorrilla y sus "repentinos" problemas de espalda.

Marcha por la puerta de atrás

Gareth Bale llegó en el verano de 2014 procedente del Tottenham, convirtiéndose por aquel entonces en el fichaje más caro de la historia del Real Madrid siendo la pieza perfecta para crear un tridente de ensueño, la inolvidable "BBC"  junto a Cristiano Ronaldo y Karim Benzema.



Esa primera temporada convirtió 22 goles y dio 19 asistencias, siendo especialmente recordado aquel tanto de la final de la Copa del Rey frente al FC Barcelona, en aquella carrera por la banda frente a Marc Bartra.

Desde entonces, su rendimiento ha ido empeorando temporada tras temporada encadenando lesiones lo que no le permitía tener un ritmo competitivo a la altura de sus compañeros. Sin embargo, el galés siempre será recordado por sus goles, sobretodo por aquel de la final de la Champions de Lisboa en 2014 frente al Atlético de Madrid y los de la final de Kiev de 2018 frente al Liverpool.



El final de la etapa del galés no será como se esperaba cuando llegó y se marchará con más detractores que defensores, pero es innegable que deja un legado difícil de superar en el Real Madrid

Probablemente no se despedirá sobre el césped como le gustaría a todo jugador, pero sus sospechosos dolores de espalda que ya le han hecho caerse de más de una convocatoria esta temporada han acabado con la paciencia del aficionado que agradecerá su marcha.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario