El radical indepe Santiago Espot vuelve a señalar a un comercio por atender en castellano: ¿Hasta dónde vamos a llegar?

  • Cataluña
  • 11-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Guillermo Vives

Santiago Espot pone en el punto de mira a una panadería del centro de Barcelona por atender en castellano




El independentismo catalán más radical lleva tiempo persiguiendo a todas aquellas personas y negocios que están residen o trabajan dentro de la comunidad autónoma de Cataluña y que prefieren utilizar el castellano en su día a día antes que el catalán.

Esa persecución del castellano se ha convertido en algo habitual. Negocios que llevan años en Cataluña o profesores que dan sus clases en castellano en los centros educativos catalanes son los más perseguidos en los últimos años por estos separatistas radicales.



El activista indepe Santiago Espot destapa su racismo: "Hay que tratar con desprecio a los colonizadores españoles"

Esta persecución se ha convertido en toda una 'cacería de brujas' ya que, tras descubrir algún negocio o persona que no quiere hablar en catalán, lo comparten en las redes sociales o en algunas páginas webs para hacerle boicot, que pierda dinero y se quede solo o tenga que cerrar.



Hace unos años, el separatismo catalán se llenaba la boca con la palabra 'tolerancia'. Era lo que pedía al resto del país mientras que ellos se dedican a hacer 'bullying' a todas aquellas personas que no piensan como ellos y que siguen apostando por el uso del castellano.

El último en denunciar a un comercio por atender a su clientela en castellano ha sido el radical independentista Santiago Espot, que se ha plantado en el centro de Barcelona para hablar mal de un negocio que lleva años vendiendo sus productos en la Ciudad Condal.



Se ha presentado en la puerta de la panadería con un teléfono móvil y un micrófono para grabar un vídeo que luego ha subido a las redes sociales hablando mal de este negocio por, supuestamente, negarse a atender a una clienta en catalán y hacerlo en castellano: "Nueve de la mañana, centro de la ciudad de Barcelona. Estamos delante de un horno. Se acaba de producir hace unos minutos la siguiente escena: entra una señora y pide un café con leche y bocadillo de estos de queso. La respuesta de la dependienta ha sido, en un tono entre arrogante y menosprecio: ¿Cómo? La respuesta de la señora ha sido (aquí lo traduce al español): «Un café con leche y un bocadillo de estos de queso». Es la descripción de la actitud del esclavo".

El fanático Santiago Espot, que pidió matar por la independencia, quiere ser presidente de Cataluña



Santiago Espot y su caza de brujas

"Catalanes, elegid lo que queráis ser en vuestra casa, o señores o esclavos", ha escrito Santiago Espot en la red social Twitter junto con el polémico vídeo en el que señala a una panadería ubicada en Barcelona que utiliza el castellano en su día a día en lugar del catalán.

Llama la atención la maldad de estos radicales independentistas, que son capaces de señalar de esta forma tan despectiva a un negocio en un momento tan delicado para todos a nivel económico tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. En lugar de ayudarles a que salgan, poco a poco, de la crisis, prefieren machacarles para que esa familia no tenga ingresos con los que pagar su casa o su comida.

El vídeo ha llegado hasta Arturo Pérez-Reverte, que ha resumido las palabras de Santiago Espot de forma tajante y contundente con un escueto mensaje: "Escuchen atentamente a este gilipollas".

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario