El que habla de 'pegamadres', Kiko Hernández, provocó el divorcio de sus padres para sacarles el dinero

  • Famosos
  • 01-01-2022 | 12:01
  • Escribe: Laura Abad
El colaborador de 'Sálvame' no dudaba en hablar ante las cámaras de lo 'tranquilo' que estaba tras el divorcio.


"Feliz Navidad 'pegamadres' a ti también" escribía Kiko Hernández hace apenas unos días en su cuenta oficial de Instagram, aprovechando un 'post' en el que celebraba su último programa antes de las fiestas navideñas.

Un mensaje con el que el colaborador de Telecinco volvía a cargar, indirectamente, contra Rocío Flores, con la que Kiko Hernández no ha tenido piedad, ni delante ni detrás de las cámaras, desde la emisión de la docu-serie de Rocío Carrasco.



Así pues, y a pesar de haber sido en otros tiempos un gran amigo de Antonio David, las confesiones de Rociíto en la docuserie sobre su vida consiguieron hacer 'cambiar de bando' al colaborador, que no ha dudado en ser el primero en criticar con dureza al ex Guardia Civil y a sus hijos con tal de lavar sus anteriores palabras contra Rocío Carrasco, ahora gran amiga y compañera del colaborador, así como de otros muchos de Telecinco.

Rocío Carrasco contó una milonga gordísima sobre David Flores y ha salido a la luz



Sin embargo, en boca cerrada no entran moscas, y Kiko Hernández debería ser el primero en mantenerse en silencio sobre las razones que llevaron a Rocío Flores y a Rocío Carrasco a distanciarse insalvablemente, después de haber reconocido él mismo haber sido la razón de que sus padres se divorciaran cuando él apenas era un adolescente.

"Tranquilo" a pesar de su culpa

Así pues, el programa 'Toma Salami' recuperaba uno de los primeros momentos de Kiko en Televisión: momentos que no se produjeron en Gran Hermano 3,sino en el programa de opinión '¿De qué parte estás?', de José María Íñigo.



Un programa en el que el joven Kiko, de apenas 19 años de edad, explicaba 'orgulloso' que él había sido la razón principal del divorcio de sus padres... y que su máxima preocupación en aquel momento era recibir el máximo dinero posible de sus progenitores.

"Yo soy hijo de padres separados. Y por una parte me siento culpable, y por otra parte no. Mi padre siempre estaba encima mía, diciéndome 'qué ropa llevas' 'qué mierda de notas'... mi madre salía en mi defensa [...] yo esa situación la provocaba cada día más, hasta que escuché la palabra divorcio" explica el joven Kiko ante los micrófonos.



El 'sopapo' de Gloria Camila es épico y Carlota Corredera pierde la careta una vez más

Una situación 'económica' que le acabó resultando beneficiosa:"yo decía:'a ver ahora qué va a pasar', mi madre me soltaba dinero por aquí, mi padre por allá y pensé, ¿a ver quién me suelta a mí ahora la tela [...] se separaron y ahora vivo como un rey, porque me pasan dinero por un lado y por el otro, y yo me he quedado tranquilo".

'Tranquilidad' que, sin embargo, Kiko Hernández no le permite tener a Rocío Flores, a quien sigue condenando de forma pública por unos hechos que ocurrieron hace años, y de los cuales aún no se conoce toda la verdad, habiendo multitud de versiones al respecto.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario