El punto en común que tienen Francisco Franco y Pablo Iglesias

  • Política
  • 14-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Redacción

La indepedencia del Sáhara, un asunto pendiente desde hace décadas.


El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, provocaba una fuerte crisis internacional hace unas semanas después de pedir públicamente, un referéndum de independencia para el Sáhara Occidental.

Una reivindicación que no sólo conseguía enfadar al rey Mohamed VI y aumentar la presión migratoria sobre las islas Canarias, sino también el evidente enfado de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que consideró estas palabras como una 'injerencia' del líder de los morados.


Una situación que ha vuelto a la actualidad y a la polémica política, después de que Donald Trump, en su último mes de mandato, haya decidido reconocer el Sáhara como territorio marroquí, y como consecuencia, se haya aplazado la cumbre entre España y Marruecos hasta el próximo mes de febrero.

Muchos son los que, en la sombra, apoyan la exigencia del líder podemita, una cuestión defendida por todos los gobiernos de España desde 1978... e incluso antes.


Porque Pablo Iglesias no sólo es apoyado por los actuales representantes políticos que creen en un Sáhara con derecho a decidir, sino también por políticos de la Historia de España totalmente contrarios a la ideología del podemita. Como es el caso del general Francisco Franco, ex dictador de España.

El apoyo franquista al Sáhara

En 1966, la ONU estableció que la descolonización del Sáhara español debía realizarse mediante un referéndum; una decisión que no fue criticada ni por España, ni por Marruecos, que cambiaría más tarde de opinión. 



En 1967, el franquismo fundó la 'Yemáa', un consejo de jefes de tribu, con el que mantener relaciones internacionales referidas al ex-territorio español. Fue la Yemáa quien, en 1973, pidió la autonomía saharaui a Franco, que enviaría en septiembre una carta que aceptaría la solicitud, como un paso previo a la autodeterminación. Una carta que actualmente tiene en su poder, en copia de la original, la Organización de Naciones Unidas.

Dicha carta incluía principios de reconocimiento al pueblo saharaui, en el que destacaba que "España se comprometía a permitir la autodeterminación de los saharauis".

En agosto de 1974, el Gobierno franquista anunció que convocaría un referéndum de autodeterminación el 31 de mayo de 1975; una decisión que Marruecos pidió aplazar, y que la ONU concedió por encima de los deseos del dictador, en grave estado de salud, quien no volvió a involucrarse en este conflicto que pervive a día de hoy.

Una lección de historia que no sólo demuestra que la independencia del Sáhara nunca ha sido una cuestión de siglas en España, sino que también crea un vínculo, casi impensable, entre el dictador y el actual vicepresidente segundo del Gobierno, quien sigue rechazando cualquier legado del franquismo en la política actual.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario