El pufo de 133 millones que dejó Illa en la Generalitat en 2009

  • Cataluña
  • 19-01-2021 | 08:01
  • Escribe: Blanca Torres

La 'Ciudad de la Justicia' catalana supuso un gasto final de casi 400 millones de euros gracias a la 'gestión' del ahora ministro de Sanidad.


La inesperada popularidad de Salvador Illa como ministro de Sanidad, debido a la brutal pandemia de coronavirus que atraviesa el país desde el pasado mes de marzo, ha sido la oportunidad que esperaba Pedro Sánchez para lanzarlo como candidato del PSC a la Generalitat de Cataluña, buscando recuperar a los votantes catalanes, hastiados ya de Miquel Iceta.

Un movimiento que parece haberle salido a la perfección al lider de los socialistas, ya que las últimas encuestas contemplan que el PSC aumentaría exponencialmente sus votos con Illa como cabeza de lista, asegurando muchos sondeos que el partido socialista podría ganar las elecciones catalanas el próximo 30 de mayo.


La Fiscalía ve "choteo" en la petición de liberar a los presos golpistas

Una victoria que demuestra que la ciudadanía catalana podría haber perdido la memoria sobre la nefasta gestión de Illa, ya mo solo en la pandemia del Covid-19, sino como director general de Infraestructuras de la Generalitat de Cataluña, allá en2009, cuando el ahora ministro fue cesado después de que su 'proyecto estrella' acabara siendo una ruina para todos los catalanes.


Y es que, tal y como ha recuperado OKDiario, la Ciudad de la Justicia de Barcelona, proyecto dirigido por Salvador Illa, disparó su presupuesto de construcción en un 52%, lo que provocó una forzosa y rápida salida de Salvador Illa de la directiva de Infraestructuras.

Casi 400 millones en un proyecto de 255 millones iniciales

El ahora ministro Salvador Illa fue cesado en 2009 tras descubrirse el incremento de 133 millones en el presupuesto final de la Ciudad de la Justicia de Barcelona, disparándose así en un 52%, a pesar de que desde el departamento de Illa se aseguró que este incremento había sido necesario "por las continuas obras de reforma que se han hecho en los edificios antes de estrenarlos".



¿Hay razones políticas tras el aplazamiento de las elecciones de Cataluña al 30 de mayo?

Una salida forzosa que se produjo apenas tres días antes de la inauguración del complejo, y que provocó que Illa no apareciera en las fotografías de la inauguración, apareciendo en su lugar Joan Josep Isern Aranda, hoy vicepresidente de la Federación Catalana de Fútbol.

Eso sí, el propio Salvador Illa explicó en aquel momento que su salida de Infraestructuras se debía a una "petición propia", y no a un despido, ya que había recibido una oferta de una empresa privada, y quería dejar temporalmente la política. Una explicación que no fue creíble en ningún momento, ni siquiera desde las filas del PSC, pero que ahora hace posible el regreso 'triunfal' de Salvador Illa a la gestión catalana.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario