El 'pucherazo' de Nadia Calviño: lo que hizo a los 17 años explica muchas cosas

  • Política
  • 25-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Guillermo Vives
Nadia Calviño cometió una irregularidad que explica muchas cosas


Nadia Calviño es una economista del Estado y alta funcionaria española de las instituciones europeas. Actualmente sirve como vicepresidenta primera del Gobierno de España desde el 12 de julio de 2021 y ministra de Economía desde junio de 2018.

La cartera ministerial de Nadia Calviño fue renombrada en 2020 como de 'Asuntos Económicos y Transformación Digital', siendo denominada anteriormente como de 'Economía y Empresa' entre junio de 2018 y enero de 2020.



Lo que nunca se ha contado sobre el pasado de Nadia Calviño y su marido

Anteriormente, entre enero de 2020 y marzo de 2021 había desempeñado el cargo de vicepresidenta tercera del Gobierno de España, y entre marzo y julio de 2021 como vicepresidenta segunda del Gobierno de España



Calviño comenzó su carrera en el Ministerio de Economía, donde ocupó diversos cargos, hasta que en 2006 se trasladó a Bruselas para trabajar en la Comisión Europea. Tras unos años en diversas direcciones generales, en 2014 fue nombrada directora general de Presupuestos cargo que ocupó hasta su nombramiento como ministra por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en junio de 2018.

El 'pucherazo' de Nadia Calviño

Nadia Calviño, cuando tenía 17 años, acudió junto a su padre, el gallego José María Calviño Iglesias al colegio electoral Andrés Manjón (hoy Francisco Giner de los Ríos) el día de las elecciones para que el director de la Radiotelevisión Española depositase su voto.



La política socialista se acercó a la urna que presidía la mesa número 4 de la sección 06, distrito censal 09, y, como figuraba en la lista de electores pese a que aún le faltaban siete meses para ser mayor de edad, introdujo su papeleta.

Era el miércoles 12 de marzo de 1986, día del referéndum convocado por el Gobierno socialista sobre la permanencia de España en la OTAN. 29 millones de españoles estaban llamados a las urnas pero Nadia Calviño no debería haber sido una de ellas.



La cara oculta del marido de Nadia Calviño, en el ojo del huracán por los fondos UE

Por lo tanto, la vicepresidenta primera del Gobierno de España cometió una irregularidad aquel día de marzo de 1986 al introducir su voto en las urnas con el beneplácito de los que estaban sentados en la mesa electoral.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario