El PSOE está dispuesto a conceder un referéndum a Cataluña para 2023

  • Política
  • 01-07-2021 | 21:07
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Los independentistas mantienen que sólo el referéndum conseguirá la verdadera "cordialidad" entre el Gobierno de España y la Generalitat.




"No habrá referéndum de autodeterminación, salvo que los que lo defienden consigan convencer a las 3/5 partes de esta Cámara para que se modifique el artículo 2 de la Constitución [...] El PSOE, del que me honro ser su secretario general, nunca jamás aceptará ese tipo de derivada".

Con estas palabras, aseguraba Pedro Sánchez que en la mesa de diálogo entre su Ejecutivo y la Generalitat de Cataluña, reactivada después de los indultos a los presos del procés, no se tratará de modo alguno la concesión de la premisa independentista de un referéndum de autodeterminación pactado.



Palabras que, sin embargo, contrastaban con las palabras que sus propios ministros socialistas han pronunciado ante los medios de comunicación, y que dejaban abierta la puerta al referéndum de cara a 2023.

TMB pide perdón por usar el castellano en el Metro de Barcelona



"Dijo ayer claro (Sánchez) que todo lo que pueda estar en el marco de la legalidad constitucional forma parte de la política de nuestro país" ha explicado Carmen Calvo en RNE, sin descartar la celebración de un referéndum, contemplado en el artículo 92 de la Constitución para "decisiones políticas de especial trascendencia".

También el ministro de Política Territorial y Función Pública, y ex candidato del PSC, Miquel Iceta, ha defendido este jueves votar en un referéndum "un gran acuerdo sobre autogobierno, financiación y participación de las comunidades autónomas en el diseño de las políticas del Estado".



Un acuerdo que debería incluir, para Iceta, la posible creación de "estructuras de tipo federal que permitiría compaginar el autogobierno con el gobierno compartido", argumentando que el Gobierno no tiene una "postura cerrada" sobre el referéndum, ni sobre los acuerdos que podrían firmarse con los nacionalistas.

El independentismo mantiene su pulso al Ejecutivo nacional

El paso tranquilo que parece haber tomado el Gobierno de Pedro Sánchez sobre las concesiones a los separatistas catalanes, después de la aprobación de los indultos, no es, sin embargo, compartida por los líderes independentistas, que han visto en la medida de gracia una "debilidad" estructual del Estado español que puede ser aprovechada desde la Generalitat.



Irene Montero justifica el fraude de su ministerio con mentiras feministas

Así pues, este jueves, el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, aseguraba en la radio pública catalana que su Gobierno no renunciará "a una vía unilateral dentro de dos años".

Dos años es el plazo que le dan los independentistas a Sánchez, que podría completar su legislatura, cerrando su tiempo en la Moncloa con la concesión de un referéndum pactado en Cataluña, ya que, de otro modo, los propios líderes del procés excarcelados han asegurado que volverán a tomar la vía ilegal para ser independientes en 2023.

"Ahora tenemos que aprender y volver a rearmarnos para hacer un nuevo embate" ha asegurado Josep Rull y el resto de secesionistas, demostrando que, tras los indultos, Sánchez apenas gozará de dos años de 'tranquilidad' hasta el nuevo enfrentamiento con el nacionalismo catalán.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario