El PSC se ha quitado la careta definitivamente: están desenfrenados y fuera de la ley

  • Cataluña
  • 04-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El doble discurso de los socialistas catalanes sobre la inmersión lingüística demuestra que están dispuestos a todo para gobernar.


Una de las principales obsesiones independentistas es la de conseguir que la lengua catalana se convierta en la lengua más utilizada por todos los habitantes de la autonomía catalana, y conseguir que el castellano, la lengua del 'Estado opresor' desaparezca del territorio.

Obsesión que ha llevado a la Generalitat de Cataluña a imponer la 'inmersión lingüística', no sólo en las vías e instituciones públicas, sino también en las escuelas, señalando y persiguiendo a aquellos alumnos y profesores que utilicen el castellano en lugar del catalán en las aulas. 



Ada Colau, entre la espada y la pared por la última acción ilegal de los fanáticos de ANC

Tanto es así, que ha tenido que ser la Justicia quien pare los pies al Govern, estableciendo una obligación judicial a la Generalitat para que garantice un mínimo de un 25% de enseñanza en castellano en el modelo educativo en Cataluña.



Una sentencia que desde los partidos independentistas, así como desde la Generalitat, ya se ha asegurado que se va a desafiar... contando con el sorprendente apoyo del PSC en algunos ayuntamientos, 'quitándose' los socialistas la careta, por fin, en Cataluña.

Ni a favor, ni en contra

Así pues, mientras el PSC en el Parlament apuesta por 'reconstruir' el consenso lingüístico y que se dé cumplimiento a la sentencia del 25% en castellano, los propios socialistas catalanes se han unido, en diferentes municipios, a los partidos independentistas, con el objetivo de rechazar la sentencia.



Es el caso de los municipios de El Prat de Llobregat, Cerdanyola del Vallès, Sant Feliu de Llobregat o Sant Just Desvern, donde los socialistas han apostado por mantener una eduación pública única en catalán.

Puigdemont está haciendo las maletas: ¡Quiere regresar a España cuanto antes!



La moción de rechazo a la sentencia presentada en Sant Just Desvern contó con la firma conjunta del PSC, Junts, Esquerra, Movem y una concejala no-adscrita; algo que, a propuesta de los Comunes, se repetía en el Prat, de nuevo con el apoyo de los socialistas catalanes, quienes, sin embargo, defendian la señalización bilingüe en l'Hospitalet de LLobregat.

Un doble discurso del PSC dentro de la autonomía catalana que no sólo hace desconfiar a los votantes de los socialistas, sino que demuestran la ideología principal del PSC, compartida también por el PSOE de Pedro Sánchez: la de pactar, sin importar las consecuencias,con tal de conseguir cada vez más poder.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario