El primer fracaso de los golpistas catalanes cumple 84 años

  • Cataluña
  • 06-10-2018 | 07:10
  • Escribe: Redacción

El 6 de octubre de 1934, Lluís Companys proclamó un Estado Catalán que duró 10 horas.


Se viven tiempos difíciles en Cataluña actualmente. Hace solo unos días el independentismo catalán celebró el bochorno del pasado 1 de octubre de 2017, un día en el que intentaron dar un golpe de estado con una votación fuera de la ley. El pueblo catalán está dividido, incluso el independentismo lo está. Curiosamente, este sábado 6 de octubre cumple años el primer intento de golpe catalán en España: el que intentó Lluís Companys en el año 1934.

A las 20:10 horas de la tarde de aquel 6 de octubre, el presidente de la Generalitat proclamaba el Estado Catalán desde el balcón de la plaza de Sant Jaume: “En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del poder en Cataluña”, lanzó, proclamando de esta manera “el Estado Catalán en la República Federal Española”. Lo hizo en el marco de un desacuerdo entre la República y la Generalitat por la Llei de Contractes de Conreu, aprobada por el gobierno catalán y desestimada por el gobierno central.


Guerra en Cataluña

“Catalanes: Las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder. Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy, el soporte de las actuales instituciones, comenzó el mensaje de Companys, que tomó la decisión también tras la entrada en el Gobierno de la República de tres ministros de la Confederación de Derechas Autónomas (CEDA).

“La Cataluña liberal, democrática y republicana, no puede estar ausente de la protesta que triunfa por todo el país, ni puede silenciar su voz de solidaridad con los hermanos, que, en las tierras hispanas luchan hasta morir por la libertad y por el derecho. Cataluña enarbola su bandera y llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento, rompe toda relación con las instituciones falseadas”, continuó.


Tras la proclamación, Companys se rodeó de 400 Mossos d’Esquadra, 3.200 guardias de asalto y 3.400 militantes armados (según la Generalitat) para defender el nuevo Estado Catalán que había proclamado. El Gobierno español declaró la guerra en virtud de la Ley de Orden Público de 1933, que establecía que “"si la autoridad civil no pudiera dominar en breve término la agitación y restablecer el orden (...) el mando supremo lo detentará la autoridad militar”.

Companys terminó fusilado años más tarde

El ejército nacional acudió así a Cataluña para enfrentarse a los secesionistas. El Estado Catalán duró 10 horas y terminó con todo el gobierno de la Generalitat detenido. Más de 70 personas murieron. Lluís Companys fue condenado a 30 años de prisión e inhabilitación, pero escapó posteriormente a Francia tras ser liberado gracias a la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936. Durante su estancia en el país vecino fue capturado por la Gestapo y finalmente fusilado por la dictadura franquista.



Facebook Twitter
Deja tu Comentario