El precio de la traición de Torra a Cataluña

  • Cataluña
  • 06-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Pedro Riscal

El Govern de Torra gobierna contra los catalanes.


La deriva de los partidos independentistas, que no tienen más punto de mira que el de los presos, está causando un serio perjuicio a Cataluña y a los catalanes.

Empeñado en no goberrnar, en limitar su radio de acción a las consignas que llegan desde Waterloo y en supeditar la actividad política, económica y social de Cataluña a las noticias que llegan de los presos y fugados, Quim Torra le está haciendo un flaco favor a Cataluña. Es más, la está perjudicando. (Estos son los 21 puntos con los que el mezquino Torra extorsionó a Pedro Sánchez)

La torpeza de Torra como negociador y como político

La torpeza de Torra como político y negociador es evidente. No ha sabido sacarle rendimiento a la presencia de Pedro Sánchez en La Moncloa teniéndolo absolutamente predispuesto a su favor. Y ahora, junto a sus socios de Esquerra Republicana, va a propiciar su caída y su salida del gobierno y, paralelamente, favorecerá el rearme de la derecha, que puede repetir en España la experiencia de Andalucía.

 

El Govern de Torra gobierna contra los catalanes.

 

Torra sabe que ni Casado, ni Rivera ni Abascal serán tan condescendientes con él y los suyos como lo ha sido Sánchez. Y parece que eso es precisamente lo que busca, un interlocutor que no se avenga a razones y con el que no se pueda negociar. Eso le daría argumentos ante los suyos: "Es imposible el diálogo con España".

La cuestión es que Sánchez le ha abierto a Torra la mano para negociar. También a ERC. Y no han querido. Le van a tumbar los presupuestos y, con ello, Cataluña y los catalanes perderán una oportunidad histórica para rehacer su economía, que quedó maltrecha con ese estado de sitio que se organizó en Cataluña y que sólo sirvió para que 4.000 empresas huyeran por piernas debilitando la riqueza económica de los catalanes.

A Torra le importan un carajo las políticas sociales

Como no les ha quitado las esposas a los presos que se ganaron a pulso su entrada en la cárcel, Torra y ERC niegan a Sánchez su apoyo a los presupuestos. Lo que quiere decir también que renuncian a esos 2.310 millones de euros de más contemplados por Sánchez para políticas sociales en Cataluña. Y ese es el problema, que a Torra le importa un carajo el presupuesto y las políticas sociales. Cegado por la luz independentista, en su cabeza no cabe más que la palabra independencia, que es muy larga y parece ocuparle por completo el disco duro de su deteriorado cerebelo. (¡¡¡Torra y el Govern NO condenan a los CDR por tirar mierda a varios Juzgados de toda Cataluña!!! ¡¡No tenéis perdón!!)

 

El Govern de Torra gobierna contra los catalanes.

 

Y cuando los ciudadanos de Cataluña le pidan explicaciones de por qué están tan mal, les dirá que España les roba. Y callará que su orgullo de político barato le impidió anteponer los intereses de sus conciudadanos supeditándolos a sus batallitas absurdas y cansinas contra el Estado. Cataluña necesitaba esos 2.310 millones para iniciar su recuperación. Y no los tendrá por la cabezonería de su presidente.

Ningún respeto por el bienestar de sus ciudadanos

Cataluña no está para renunciar a nada y Torra la ha traicionado despreciando 2.310 millones que los catalanes necesitan para políticas sociales. Cataluña no está en condiciones de renunciar a ese dinero por el orgullo y la soberbia de quienes gobiernan en clave mezquina sin atender a la realidad de las necesidades de la sociedad.

PDeCAT y ERC han anunciado enmiendas a la totalidad de los presupuestos que se debatirán el 12 de febrero. De esta manera exponen con meridiana claridad el poco respeto que tienen por el bienestar de sus gobernados. (¡Toque de atención a Torra!: "Déjese de juicios y trabaje")

Queda por ver también, cómo se las apañará ERC en las elecciones municipales para gobernar en coalición con los socialistas, como han hecho hasta ahora en muchos municipios. Su traición al PSOE tendrá respuesta mientras Ciudadanos, PP y VOX se frotan las manos ante el nuevo paisaje político que se dibuja en Cataluña después de las municipales.

Habrá represalias de los socialistas

Miquel Iceta, el líder de los socialistas catalanes, lo ha dejado muy claro: “La decisión de ERC de presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos generales del Estado puede llevarlos a votar lo mismo que PP y Cs. Alertamos contra una pinza contraria al progreso de toda España y los intereses de Cataluña”. Habrá represalias. 

 

El Govern de Torra gobierna contra los catalanes.

 

Y ya veremos cómo soluciona Torra su propio problema con los presupuestos catalanes, algo que va a ser más difícil de resolver que las cuentas de Sánchez. Los socialistas le dejarán plantado, En Comú-Podem no quiere saber nada e incluso entre las propias fuerzas separatistas no hay entendimiento. Cataluña se aboca hacia el caos. Otra vez.

Nunca tan poco llegó a tanto e hizo tanto daño

Para Cataluña los presupuestos de Sánchez significan un volumen de recursos de 22.840 millones, 2.310 más que en 2018. Con un aumento del 1,6% de las pensiones que beneficiaría al 20% de la sociedad catalana. Hay muchas infraestructuras pendientes de financiación que quedarán en el olvido, becas de investigación, recusos sanitarios, renovación en la docencia... Nada de esto importa a Torra, que no ve más allá de sus diferencias con la España que nos roba y nos maltrata.

Torra está traicionando a Cataluña y su gestión es maligna para los catalanes. Les hace daño. Y lo peor es que sigue sin entender que sus reclamaciones no son compartidas por la mayoría social de los catalanes. Es decir, Torra gobierna contra los catalanes. Nunca tan poco llegó a tanto e hizo tanto daño. ("Torra es como Mussolini y el separatismo como una mafia")

 

 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario