El PP aborta el golpe de estado y recupera el control de Murcia

  • Política
  • 13-03-2021 | 08:03
  • Escribe: Guillermo Vives

López Miras consigue que tres diputados de Ciudadanos mantengan su fidelidad al proyecto iniciado por PP y Cs, mientras Ciudadanos toca a Vox




La partida que PP juega en Murcia con PSOE y Cs no ha acabado. López Miras ha movido ficha y ha dado un giro radical a la situación conservando el apoyo de tres diputados de Ciudadanos, que se niegan a rebelarse contra su propio Gobierno, y la moción tiene todos los números para fracasar.

López Mirasha confirmado la inclusión en su Gobierno de tres de los seis diputados de Cs en Murcia. Con este movimiento condena al fracaso la rebelión protagonizada por PSOE y Ciudadanos para apartarle del poder a través de una moción de censura. 



Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez, diputados de Cs, han anunciado que romperán la disciplina de voto del partido y votarán en contra de la moción de censura.

Franco ha dicho que "en su momento firmé un pacto con el PP en representación de Cs y hoy me siento igualmente comprometida con mi partido". Y ha avanzado que "el Gobierno va a continuar trabajando en la misma línea, con responsabilidad; no es el momento de política, sino de la responsabilidad, esa que nos llama a la reactivación económica y a que nadie quede atrás, y lo va a hacer con el mismo gobierno de coalición de Cs y el PP".



Y ha avisado de que "no hay argumentos que justifiquen una moción de censura, nuestra decisión es cumplir nuestra palabra para seguir sirviendo a los murcianos con estabilidad, trabajo y certidumbre".

López Miras incluye en su gobierno a los tres diputados díscolos de Cs

López Miras ha anunciado un nuevo gobierno, "fuerte y sólido", en el que entran los tres diputados de Ciudadanos que se desmarcan de su dirección y van a votar en contra de la moción de censura.



El PSOE habla de un nuevo "tamayazo" con "tres tránsfugas comprados"

Por su parte, el PSOE ha denunciado que el PP ha perpetrado en Murcia un nuevo "tamayazo" --referido al caso de transfuguismo de Madrid en 2003--, y le ha acusado de haber comprado a tres diputados "tránsfugas" de Ciudadanos para que voten en contra de la moción de censura presentada por socialistas y 'naranjas', a cambio de darles una vicepresidencia y dos consejerías.

El PSOE ha acusado al PP de Pablo Casado de ser "el peor PP de siempre", "amenazando y torciendo voluntades", en lo que consideran un nuevo caso claro de transfuguismo y de "corrupción sistémica". "No es la primera vez".



"Un gobierno atravesado por la corrupción se revuelve con una práctica mafiosa: la compra de voluntades y el transfuguismo. Este es el PP de Casado", sostienen desde el PSOE.

Ls portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha dicho: "lo que estamos viviendo no es 'hacer política', es corromper la política. Esto es la corrupción sistémica del Partido Popular".

Santos Cerdán va más lejos: "lo que está pasando en Murcia demuestra que el nuevo PP del que habla Pablo Casado, es exactamente el peor PP de siempre". "El PP que oculta y mantiene la corrupción. El PP de la Gurtel, Lezo...La democracia se debilita"...

El PSOE aprovecha para trasladar la crisis política a Castilla y León en un intento desesperado por apoderarse también de esta región a la brava junto a las de Murcia y Madrid: "Si ayer nos sobraban los motivos, hoy no hay excusa para no desalojar al PP del gobierno de Castilla y León. Señora Arrimadas, la regeneración de nuestras instituciones no puede esperar ni un día más".

 

"El fracaso de la moción es el mayor ataque a la democracia en la historia de España"

Jordi Arce, el secretario de Organización de PSRM-PSOE, ha indicado que "estamos ante el mayor caso de corrupción política en la historia de España". "Es una compra de votos y voluntades en toda regla orquestada por el Partido Popular, condenado por corrupción y perdedor de las elecciones autonómicas, que ha sobornado a Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez", ha dicho.

Ha acusado al PP de que lo que ha hecho Teodoro es una "compra de votos y que el PP "solo sabe moverse en la corrupción, y así ha vuelto a actuar ante tres personas indecentes que solo están en política para lucrarse".

"Es un acto de transfuguismo y traición, algo que Isabel Franco, Francisco Álvarez y Valle Miguélez dominan muy bien. No tienen vergüenza y la Región de Murcia no olvidará la puñalada por la espalda de estos tres nuevos corruptos, que son parte de la ultraderecha más rancia", ha señalado.

 

Cs Murcia expulsa a los tres disidentes y mantiene la moción de censura

Ciudadanos ha expulsado a los tres disidentes murcianos y mantiene su moción de censura contra el gobierno local. "Acabamos de asistir al mayor caso de corrupción política en la Región de Murcia; una región asolada por 26 años de Gobierno de un PP que ha hecho de la corrupción una forma de entender política. Ciudadanos nació para combatir la corrupción, y lo hará hasta la extenuación, venga de donde venga".

Desde el partido naranja aseguran que los seis diputados de Ciudadanos "firmaron libre y voluntariamente, en una reunión de más de dos horas, en la que cada uno pudo expresar libremente lo que pensaba. Ninguno de ellos manifestó entonces estar en contra de la moción de censura y comprometieron su voto a favor de la decisión del partido, y durante dos días han ratificado constantemente esa voluntad".

"76.000 euros al año, el precio de la dignidad"

Además, Martínez Vidal ha sentenciado: "Que no quede ninguna duda. Los 45 diputados murcianos tendremos que decidir entre corrupción o dignidad. Una dignidad, que para algunos diputados, sí tiene un precio. Y es de 76.000 euros brutos anuales y un chófer en la puerta de su casa".

Además, ha recalcado que Ciudadanos Región de Murcia "está más unido ahora que nunca", y que a partir de ahora los diputados del partido naranja serán tres: Juan José Molina, portavoz; Alberto Castillo, y ella misma.

Y Cs pide a los de Vox que apoyen la moción

Para acabar de redondear esta tragicomedia, Ciudadanos ha contactado con los diputados de VOX en lMurcia para invitarles a votar a favor de la moción de censura.

El diputado de VOX, Juan José Liarte, ha recibido dos llamadas, una primera de la coordinadora autonómica de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal, y una segunda del diputado de la formación naranja, Juan José Molina.

Y los d Vox no han dicho ni que sí ni que no, y que estudiarán cualquier oferta que les llegue, aunque proceda de grupos con los que no comparte ideología política. Aunque han anunciado que cualquier tipo de acuerdo pasa por la aceptación del pin parental que tanta polémica ha levantado en la región.

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario