El plan fallido de Pedro Sánchez para adelantar las elecciones

  • Política
  • 13-10-2018 | 11:10
  • Escribe: Daniel Guerra

El PSOE tenía la intención de aprovechar una posible imputación de Casado por el caso máster para adelantar los comicios.


Pedro Sánchez tenía la intención de adelantar las elecciones generales, tal y como prometió tras su moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy. Sin embargo, OK Diario ha desvelado la razón por la que no lo hizo: la situación de Pablo Casado. Tras librarse el líder del PP de una imputación por el caso máster en el Tribunal Supremo, Sánchez habría decidido posponer dicho adelanto.

Según esta información, Pedro Sánchez y el PSOE, con su jefe de gabinete Iván Redondo a la cabeza, idearon un plan para adelantar las elecciones y tratar de beneficiarse de una hipotética imputación de Pablo Casado, líder del PP. Sin embargo, el Tribunal Supremo no actuó contra éste y el plan se fue al garete. 


El Tribunal Supremo tumbó el plan socialista

El pasado 29 de septiembre, el Tribunal Supremo rechazó la imputación de Pablo Casado por el caso máster y tumbó el supuesto plan montado por Pedro Sánchez y compañía, que ya tenían preparado su plan de adelanto electoral en el caso de que el TS hubiera actuado contra Casado. 

Si esto sucedía, el Gobierno habría montado un paripé de enfrentamiento con los separatistas. La negativa de Podemos a los nuevos presupuestos en ese momento habrían, además, significado la excusa perfecta. Además, el hecho de que Sánchez ya prometió un adelanto electoral con su moción de censura, habría sido una justificación más.


El PSOE habría acudido a las urnas, de este modo, con Casado en pleno proceso judicial y con la imagen lo suficientemente dañada como para que Sánchez consiguiera una victoria sin necesidad de negociar con el separatismo, una negociación que está desgastando su imagen pública día tras día.

El plan fallido dio paso a los escándalos del PSOE

Tras el plan fallido de adelantar las elecciones con Casado imputado, el PSOE ha decidido continuar gobernando. Los escándalos en los que se han visto envueltos algunos miembros del Gobierno socialista hacen que Sánchez y los suyos no tengan las suficientes garantías como para ir a las urnas. El tiro ha salido por la culata.



Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario