El peor narco del mundo: pierde la droga y le detienen cuando vuelve a recuperarla

  • Sucesos
  • 29-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El traficante ya está en dependencias policiales


Extraño y curioso suceso en Ibiza: un narcotraficante ha sido detenido cuando volvía a recuperar la droga que él mismo había perdido en un local de ocio nocturno de Ibiza. La detención ha sido facilitada por el propio narcotraficante, que ha admitido ser el propietario de las sustancias estupefacientes halladas por la seguridad del local.

Cerca de las siete de la mañana, el protagonista de esta crónica de sucesos se encontraba en una discoteca de la isla de Ibiza, portando una riñonera que estaba llena de sustancias estupefacientes. Su objetivo era venderlas y lucrarse con ellas, puesto que la elevada cantidad de barbitúricos hacían imposible pensar que estuviera destinado para consumo propio.



Aunque lo fuera, la presencia de sustancias ilegales en nuestro país como cocaína, éxtasis, hachís, marihuana, ketamina, éxtasis líquido y una droga de la misma 'familia' que las anfetaminas pusieron en alerta a la seguridad del local cuando tuvieron la fortuna de encontrar semejante hallazgo en los momentos próximos al cierre del local. 

Sabiendo que había perdido su preciado cargamento, el narcotraficante volvió a la discoteca con el objetivo de recuperar la mercancía, pero ya era demasiado tarde. La seguridad del local de ocio nocturno se había incautado la riñonera y conocía de primera mano su contenido, por lo que cuando su propietario recurrió a la propia seguridad para conocer el paradero de esta prenda, los vigilantes se dispusieron a reducirle



Después de haber controlado al narcotraficante, llamaron a las autoridades policiales, que formalizaron la detención del hombre, de nacionalidad siria y de 41 años de edad. Reconoció estar en propiedad de la riñonera y de su peligroso contenido. La decisión de volver ha sido una de las que más caras le han salido a este hombre, que actualmente se encuentra en dependencias policiales después de ser procesado este mismo fin de semana posterior a su detención en la madrugada del viernes 23 de mayo.

El traficante se encuentra retenido bajo custodia policial a la espera de un juicio en el que se le imputa un delito contra la salud pública, que ha podido ser finalmente constatado y comprobado por el Cuerpo Nacional de Policía después de una breve investigación. A la espera de juicio, el narcotraficante todavía estará lamentando haber vuelto a recoger la riñonera, puesto que lleva ya más de una semana entre rejas y privado de la libertad que decía vender con su mercancía.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario