El peligroso negocio clandestino que escondía un restaurante chino de Barcelona

El peligroso negocio clandestino que escondía un restaurante chino de Barcelona

13/10/2022

| Iris López

Facebook
Twitter

El restaurante era la tapadera de una clínica dental china

En Barcelona, más concretamente en la calle del Comte Borrell, en el Eixample, la Guardia Urbana ha precintado un local que se utilizaba como una clínica dental ilegal, sin licencia. 

La peligrosa clínica se descubrió debido a un aviso por un incendio en el local, por parte de un ciudadano. Pero cuando los agentes llegaron, comprobaron que no había ningún incendio y tampoco resturante. 

Pero lo que sí descubrieron fue que el local parecía un establecimiento sanitario sin licencia y deficiencias administrativas e higiénico-sanitarias que estaba regentado por dos personas de nacionalidad china.

Las autoridades comenzaron una inspección del local ya que tenían las sospechas de que se estaba desarrollando una actividad clandestina muy peligrosa. 

Allí encontraron material propio de una clínica odontológica encubierta. En la buhardilla había literas con luces y calefactores que servían para hacer intervenciones bucodentales. Y, para evitar ser pillados, contaban con un sistema de alerta que activaba un aviso en el antiguo restaurante en caso de emergencia, según el diario 'ElCaso.com'.

Joyas para hacer empastes

Los agentes también encontraron otra habitación donde guardaban los medicamentos de uso odontológico y que eran importados desde China. Además, encontraron joyas de metales nobles, presuntamente utilizadas para su fundición y posterior aplicación en empastes y protésis dentales. 

Y, para hacer moldes de piezas dentales, los que llevaban esta clínica clandestina poseían sacos de yeso.

La clínica no tenía licencia ni medidas de seguridad sanitarias

El responsable del local, que se suponía que era un resturante, era la persona que llevaba a cabo la actividad odontológica de esta clínica ilegal. Y, según pudo comprobar la policía, lo hacía sin la correspondiente titulación, un hecho que puede suponer in grave riesgo para la salud de las personas.

Y, por si fuera poco, el establecimiento y el material hayado no reunían las condiciones requeridas para una actividad médica o quirúrgica, además de que tampoco se podía garantizar la correcta desinfección antiséptica.

Los dirigentes de la clínica, el responsable y su ayudante, están imputados por un presunto delito contra la salud pública y también por infracciones administrativas en temas laborales.

Más negocios con pésimas condiciones en Cataluña

En Hospitalet de Llobregat, los Mossos d'Esquadra y la policía han clausurado una tienda de la calle de Llobregat ya que encontraron productos puestos a la venta que estaban caducados, otros con la fecha de caducidad tapada, troceados o mal envasados para poder congelarlos. El local está precintado por prevención por riesgo sanitario, además, los agentes confiscaron 133 kilos de alimentos y 32 litros de aceite.

En Lleida, más de lo mismo. Aquí la policía de la ciudad y la Guardia Civil encontraron 72 kilos de pescado en mal estado, después de recibir quejas, presentadas por un vecino de la zona, por el mal olor que venía del establecimiento. El local está en la calle del Príncipe de Viana y el pescado que vendían no se guardaba en condiciones de frío óptimas y sin las condiciones sanitarias requeridas.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario