¡¡¡El "Pedo Putrefacto", al carrer!!!

  • Cataluña
  • 26-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Daniel Guerra

Todo el independentismo, hasta Pilar Rahola, le ha dado la espalda al bufón Toni Albà, que con su último insulto a Arrimadas se descalifica solo. La ciudadanía es un clamor: "¡Toni Albà, a la calle!"


Ya está bien. Hasta aquí hemos llegado. Llamar "puta" a Inés Arrimadas ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la ciudadanía catalana con Toni Albà, el bufón de la corte separatista que a fuerza de repetirse ya no hace gracia. Hasta Pilar Rahola le ha reprendido. Y las redes sociales confirman que el independentismo no está del lado de su estilo zafio y majadero que no hiere, pero sí avergüenza. Todos le han mostrado su rechazo. 

Se ha pasado 500 pueblos y no ha medido la frenada, pero en su caso llueve sobre mojado y no se trata de un hecho aislado.  Ya no es una cuestión de estar de acuerdo o en desacuerdo con las ideas del otro. Es que no se puede ir por la vida vomitando groserías e insultando a todo lo que se mueve. Y menos cuando se vive de los impuestos de los ciudadanos, de uno y otro bando, a través de su trabajo en TV3.

A este sujeto hay que pararle los pies porque no vale esconderse detrás de la libertad de expresión para insultar al que no está de acuerdo con uno.  Y TV3 está obligada a ponerle de patitas en la calle. Es lo menos que puede hacer para demostrar que es la tele de todos y no de unos pocos, como viene pareciendo.

Ya está bien de soltar barbaridades amparadas por el humor. Ya está bien de llamar puta a Arrimadas y pedo putrefacto a Iceta. Aquí no hay más pedo putrefacto que él. Huele muy mal. Y es ahora de abrir las ventanas para que entre por ellas aire renovado, sin agentes contaminantes como él. Cataluña lo necesita. Y Cataluña ya le ha dicho que no está con él. Hasta los suyos le han dado la espalda. ¡Ahora o nunca! TV3 debe mandar a paseo para siempre a este tipejo que es incapaz de comportarse como una persona civilizada con dos dedos de frente. Todos están en contra de las gracias de este impresentable. Y nosotros nos sumamos al deseo común de que TV3 le ponga en la calle y nos libere de tener que soportar sus majaderias.

¡¡¡Toni Albà, al carrer!!!

 

Toni Albà, actor y humorista nacido hace 57 años en Villanueva y Geltrú (Barcelona), se ha convertido en uno de los personajes más odiados y odiosos del procés por méritos propios. Este tipejo miserable que va insultando a diestro y siniestro a todo el que no opina como él y sembrando odio contra España en Cataluña es ‘un pedo con un un tufo putrefacto’, un malparido, gusano de alcantarilla o trozo de mierda, como él mismo diría y ha dicho a numerosos personajes del mundo de la política. (El majadero Toni Albà vomita de nuevo su odio contra Iceta y Arrimadas).

¿Por qué los catalanes de bien tienen que seguir soportando que un supremacista como éste siga saliendo en la televisión que pagamos todos, catalanes y españoles? Nos referimos, claro está, a TV3, donde Albà lleva casi 15 años protagonizando diferentes sketches en programas como Polonia o Crackovia, metiéndose en la piel de numerosos personajes del mundo de la política y el deporte para humillarlos, como el Rey Juan Carlos I, José María Aznar o José Mourinho, entre otros, para dar rienda suelta a su odio anti español y a su antimadridismo a partes iguales.

“Los insultos de Toni Albà son en clave de humor”

Parece ser que Toni Albà tiene carta blanca en TV3 porque es humorista y sus comentarios e insultos son en “clave de humor”: “No olvidemos que es un clown, un humorista, lo hace en clave de humor”, le defendió Núria Llorach, presidenta en funciones del Consejo de Gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) hace unos meses. Sin embargo, no es humor cuando se siembra odio y se insulta de un modo tan despectivo, fruto de un odio visceral contra España.

Mariano Rajoy (francocainómano), Inés Arrimadas (mala puta), la jueza Carmen Lamela (Carmen lame la mierda a gusto) o Gaspar Llamazares (Vete a la puta mierda y así te atranques en tu esfínter) son algunos de los personajes a los que este impresentable ha aludido con insultos y palabras desagradables en las redes sociales o en alguno de sus discursitos como miembro de la ANC, faltándoles gravemente al respeto en virtud de su condición de humorista, según nos quieren vender desde el ente que controla TV3. Y no son los únicos.

Quizá uno de los más recientes sean los que le dedicó al candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls: “Es un malparido, gusano de alcantarilla, trozo de mierda y todos los adjetivos que quieran… exactamente igual que el IBEX que lo parió”. (¿Por qué se le permite a este "trozo de mierda" llamado Toni Albà que insulte a todo el mundo?).

Unos improperios aún más repugnante empleó contra Miquel Iceta, líder socialista en Cataluña: “Hay burbujas de jabón. Hay burbujas de gas. Hay burbujas de oxígeno. Hay burbuja inmobiliaria… Y luego está la burbuja de la bailarina: es como ese pedo en la bañera que baila en el agua esparciendo tufo putrefacto después de una mala digestión pseudo-socialista”, respondió a Iceta (al que también dedicó insultos homófobos como “bomboneta ballarina”) tras la publicación en Twitter de un artículo en el que se hablaba del fascismo de Quim Torra.

El odio irracional de Toni Albà contra España no tiene límites

Para él, todo lo que sea marca España es motivo de insulto y escarnio. Lo demuestra su monólogo Ser o no Ser català, repetido en numerosos actos de ANC y que te mostramos a continuación.

O como puede verse también a continuación, en vídeos como éste publicados en su canal de Youtube y en el que ataca a España dejando clara su manera de ver la relación entre el Estado español y Cataluña. Curioso que acuse de racismo a España alguien que dice semejantes barbaridades sobre nuestro país o que publica que “hay un grupo terrorista llamado Estado Islámico y otro llamado Estado Español que tiene más medios de información”.

El Estado español nos odia por lo que somos (…). Le somos insoportables por ser como somos (…). Es como si un racista odia a un judío o negro por el hecho de serlo (…). ¿Qué os pasa, españoles? ¿Estáis enfermos? ¿Os encontráis bien? ¿Qué os pasa que odiáis tanto a estos conciudadanos que os pagan la vida a vosotros? (…). ¿Tanto cuesta librarse de vuestro pasado franquista, dictatorial, señoritista, conquistador, etc?”, reza en este vídeo con su repugnante homilía.

También tiene para las fuerzas del orden, claro está: “Nunca tantos miembros de una banda de terrorismo de estado habían sido fotografiados juntos”, escribió sobre una foto de los cuerpos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. (Le buscan las cosquillas al Mosso que dijo "La república no existe, idiota").

Un maldito cobarde que se esconde cuando le responden

Encima, no es más que un cobarde, un cagón, una gallina clueca que se esconde en cuanto le ‘cazan’. Así sucedió cuando llamó ‘puta’ a Inés Arrimadas: “Se disfraza dentro de la gruta, en demócrata transmuta, sueña que votos escruta, y grita 'míos', la mala puta”, escribió en Twitter sobre una tal Inés, en clara referencia a la líder de Ciudadanos, que no se calló: “Es un insulto machista asqueroso que básicamente no tiene ningún respeto ni por mí ni por los que votáis a Ciudadanos”.

“Exijo rectificación inmediata de esta afirmación falsa e improcedente o me veré obligado a proceder a denunciar a su medio”, atacó a El Periódico cuando publicó estos insultos en su edición digital. ¡Apechuga con tus actos, sinvergüenza! (Lo más vergonzoso en años: desinfectan el pueblo de Puigdemont tras el paso de Arrimadas).

Luego se sorprende cuando le toca ir a declarar por injurias ante un juez por palabras como éstas contra la jueza Carmen Lamela: “Le gusta tanto la mierda a Carmen, que Carmen lame la mierda a gusto. Y le dice su madre: lámela… lame la mierda y te quedarás a gusto!”.

No todos en Cataluña le ríen las gracias

Por fortuna, no todos le ríen las gracias en Cataluña y alguno le ha puesto en su sitio, como es el caso de Albert Soler en Diari de Girona después de que el actor protagonizara el pasado 22 de septiembre de 2016 un pregón alternativo al oficial de las fiestas de la Mercè en rechazo a su pregonero, el escritor Javier Pérez Andújar y en el que Albà reclamó la independencia de Catalunya.

“Toni Albà no es nadie. Es un actorucho que si no fuera por TV3 se estaría ganando la vida de manera precaria, con suerte actuaría en alguna comunión. Incluso a pesar de TV3 debe recurrir al enfrentamiento, a la rabia y -sobre todo- a un artista de verdad como Pérez Andújar, para hacerse un poco de promoción, que Polonia no durará toda la vida. Consciente de que no puede competir en talento (...) Pobre diablo. Como si a alguien le importara cuánta gente reúne. Como si en la Filarmónica de Berlín importara cuántos discos vende Paquirrín”, le espetó.

Ya tiene que joderle que su primer trabajo en televisión fuera en Televisión Española, concretamente en el programa Quitxalla, emitido en la edición catalana de TVE.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario