El panfleto podemita de Dina Bousselham se va al garete: 15.000 euros en pérdidas por manipular contra sus críticos

  • Medios
  • 10-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Laura Abad

Los gastos de personal del diario independentista superan los 100.000 euros, a pesar de tener una plantilla fija que no llega a los tres trabajadores.




Hace apenas dos años, el diario podemita 'La Última Hora' salía a la luz, con el propósito de convertirse en el periódico de referencia de los votantes de izquierdas y, en concreto, de los seguidores de la ideología de Unidas Podemos. 

Un periódico digital que pronto se convertía en el centro de la propaganda de la formación morada, con la llegada de la ex asistente de Pablo Iglesias en Bruselas, Dina Bousselham, quien ha hecho de este diario digital una herramienta para cargar contra periodistas, medios de comunicación y personajes influyentes que no comulguen con la ideología del partido.



Así pues, periodistas como Vicente Vallés, Ana Rosa Quintana, Carlos Herrera, Federico Jiménez-Losantos o Eduardo Inda se han convertido en el centro de todas las críticas de este panfleto podemita, que intenta paliar así las acusaciones populares contra el partido morado.

Instagram, un peligro para los adolescentes: provoca problemas mentales, según estudios



Una estrategia de 'comunicación' partidista que, sin embargo, no les ha salido rentable a los podemitas, que han cerrado el año con pérdidas de más de 15.000 euros.

Los inexplicables gastos de Bousselham

El medio de referencia de los morados presumía, tal y como ha podido saber el digital 'El Español', de tener cero ingresos provenientes de la publicidad, tanto pública como privada, así como de subvenciones de organismos públicos. Así pues, el equipo de Bousselham se financia únicamente por ingresos recibidos de las aportaciones de los lectores que, en 2020, alcanzaban los 123.046 euros.



Cantidad que, sin embargo, y de forma inexplicable, no ha sido suficiente para evitar que el digital podemita haya cerrado el curso 2020 con unas pérdidas de 15.217 euros, con un capital social de apenas 3.000 euros. Cifras que equivaldrían, según la legislación vigente, a una causa de disolución del diario en un plazo máximo de un año, de continuar con esta tendencia de pérdidas.

Unas pérdidas que no parecen cuadrar, tal y como refleja el diario citado, con los ingresos y los gastos registrados por el diario durante el 2020.



Una estrella de Only Fans rechaza 50.000 euros de un jugador de la Selección francesa a cambio de sexo

En concreto, el medio de Bousselham no habría pagado Impuesto de Sociedades, ya que no se han producido beneficios dentro de la sociedad. Lo que sí habría pagado son gastos de personal, reflejándose en los papeles presentados que el diario gastó 102.000 euros a pagar a los integrantes del mismo, a pesar de que la plantilla fija apenas cuente con tres trabajadores (2,43, segun refleja el diario).

Datos inconexos y cuentas en números rojos que, sin embargo, no impiden a la ex asistente de Iglesias continuar con su discurso crítico contra otros periodistas, así como seguir manteniendo la sede podemita en el caro y exclusivo barrio madrileño de Salamanca, ocupando una de las salas del despacho de abogados de Enrique Santiago, secretario de Estado para la Agenda 2030.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario