El otro flanco abierto de Bartomeu: Guardiola desvalija La Masía

  • Deportes
  • 18-09-2020 | 19:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Después de hurtar talentos como Eric García de La Masía, ahora Guardiola acaba de llevarse al City a Larios, el nuevo Jordi Alba que militaba en el juvenil azulgrana.


A Josep Maria Bartomeu le caen los palos por todas partes: Messi, moción de censura, Setién, las bajas sin estilo, los fichajes que no llegan... y Pep Guardiola. Sí, Guardiola es uno de los flancos abiertos y más sangrantes con los que debe lidiar Bartomeu en los que ya son sus últimos días de mandato.

Desestabilizar al Barça sin descanso

Y es que Pep Guardiola, de la cuerda de Joan Laporta y enemigo silencioso del grupo de Sandro Rosell, del que procede Josep Maria Bartomeu, no ha descansado en sus intentos de desestabilizar al Barça desde el mismo momento en que se fue.


El día que Tito Vilanova desveló la falta total de 'valors' de Guardiola

Primero con el Bayern y ahora en el Manchester City. En su etapa alemana se llevó al valor de la cantera más prometedor entonces: Thiago Alcántara. Lo engatusó para que se fuera con él y su hermano se encargó del resto arrancándolo del Barça por 25 millones, un precio que no era ni mucho menos su valor en el mercado.


Luego en el City ha sido más sutil birlando al Barça futbolistas anónimos que no han merecido honor de aparecer en titulares, pero todos ellos jugadores jóvenes, con proyección y cualidades incuestionables.

Desvalijar La Masía y truncar su espíritu

Se trata de desvalijar La Masía y truncar el espíritu de su proyecto, que no es otro que aportar jugadores de las categorías inferiores al primer equipo azulgrana. Pep Guardiola se ha metido por medio y año tras año ha estado desangrando la producción de talentos del Barça a cambio de billetes que han cegado a los niños y también a sus padres.



Guardiola se gasta una burrada en defensas para quedar a 18 puntos del Liverpool

Y lo ha vuelto a hacer. Hoy se ha llevado al último canterano del Barça. Se llama Juan Larios. Se trata de un lateral que estaba llamado a herederar la banda izquierda de Jordi Alba en el primer equipo azulgrana. Sólo tiene 16 años, es andaluz y apuntaba muy buenas maneras. Guardiola se lo ha llevado. De la misma manera que se quiere llevar a Messi. Sacando el talonario y sabiendo que el Barça no va a entrar en una subasta para retenerlo, porque no es su costumbre.

Larios llegó a Barcelona en 2016, procedente del Sevilla, y apenas ha tenido tiempo para sumergirse en la galaxia blaugrana. Con 15 años, siendo cadete, debutó ya con el Juvenil azulgrana la pasada temporada, y Guardiola no se lo ha pensado dos veces con él. Y en Inglaterra ya le han recibido como "el nuevo Jordi Alba".

Barcelonista... de boquilla

Larios no es el primer juvenil que hurta Guardiola de La Masía. Ni será el último. El técnico catalán dispone de información de primera mano de lo que sucede en los equipos inferiores del FC Barcelona y cuando se lanza a por su presa sabe muy bien lo que está buscando.

Este es el desprecio de Guardiola a sus compañeros del equipo que ganó el oro olímpico en el 92

Ya lo hizo antes con Adrià Bernabé, Pablo Moreno o Eric Garcia. A este último se lo llevó con 16 años pagando un millón y medio. Ahora el chaval quiere volver a su casa, a Barcelona y al Camp Nou, y el City reclama 25 millones por él. Son los métodos de Pep Guardiola, barcelonista de pies a cabeza... de boquilla. Si el que manda no es de los suyos hasta puede convertirse en el más furibundo de los antibarcelonistas. Y si no que se lo digan a Bartomeu.

Esta actitud hostil de Pep Guardiola contra el FC Barcelona contrasta con el interés que siempre aplica en sus apariciones públicas para ligar su apellido al del club azulgrana, el club de sus amores, fundamentalmente cuando quienes lo mangoenan son los suyos.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario