El oscuro y tétrico pasado del autor del tiroteo de Texas

  • Sucesos
  • 04-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
Las pesquisas de las autoridades policiales han destapado muchos de sus secretos


Salvador Ramos es uno de los nombres que pasarán a la historia más negra de Estados Unidos. El perpetrador de una de las masacres más horribles que se recuerdan en aquel país está siendo investigado a fondo a raíz de su ataque a una escuela primaria de Texas, donde apenas existe regulación alguna sobre la tenencia de armas de fuego, todo ello apoyado en la Segunda Enmienda.

A pesar de su apariencia relajada, tranquila e introvertida, Salvador Ramos era realmente un psicópata certificado. Su actividad en Internet era todo lo contrario a lo que demostraba ser en la vida real: en la red amenazaba con violar y matar a diferentes personas sin pudor alguno, poniendo el foco especialmente en las menores de edad.



Este errático y anormal comportamiento no podría haber sido previsto por ninguna de las personas de su entorno, ni siquiera por sus propios familiares, que no estaban al tanto de tan desagradables actividades. La ausencia de antecedentes penales y su discreción respecto de su vida privada apenas podrían haber hecho imaginar a quienes le rodeaban que actuaría de tal forma.

Ramos siempre presumió de sus armas de fuego en redes sociales, mismo tipo de publicación que utilizó para anunciar la masacre que cometería después. Además de asesinar a varios pequeños en la escuela primaria que asaltó sin ningún tipo de remordimento, Ramos también había comentado que su abuela había intentado detenerle, a lo que él la disparó, acabando con su vida en el acto.



Este atroz relato ha provocado que muchos consideraran en Internet a Salvador Ramos como una persona denigrante y aterradora, al mismo tiempo que aseguran que el comportamiento de Ramos en Internet era realmente violento y desagradable: "Pude ver cómo asediaba a las chicas y las amenazaba diciendo que las violaría y las secuestraría. No era un hecho aislado, era habitual en él".

Esta repetición constante habría provocado que Ramos decidiera llevar a la realidad sus amenazas de muerte, que siempre profería contra multitud de usuarios de redes sociales. Esa es la principal línea de investigación de las autoridades, que intentan analizar el perfil del asesino para comprender e identificar posibles rasgos de psicopatía o algún problema mental que hubiera influido directamente en su mortal comportamiento tanto dentro como fuera de las redes sociales.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario