El oro olímpico de Samuel Sánchez en Pekín 2008: el 'tapado' del equipo español dio la sorpresa

  • Hemeroteca
  • 16-09-2021 | 08:09
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Samuel Sánchez se proclamó campeón olímpico de ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos de Pekín, que se celebraron en el 2008




El ciclista español Samuel Sánchez ganó el oro olímpico de ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos de Pekín, que se celebraron en el año 2008. Era el 'tapado' del equipo nacional y dio la sorpresa aquel 8 de agosto.

Samuel Sánchez compartía equipo ese año con Alberto Contador (ganador del Giro de Italia ese año), Alejandro Valverde, Carlos Sastre (ganador del Tour de Francia de 2008) y Óscar Freire. Era la "carta secreta" del equipo.



Un gol de Kiko ante Polonia en el descuento dio la medalla de oro a España en Barcelona '92

El ciclista de Euskaltel supo leer la carrera a la perfección y llegó al tramo final en la cabeza. A la hora del sprint, contra ciclistas conocidos y de gran nivel, Samuel Sánchez sacó las fuerzas que le quedaban y no dio opción a sus rivales.



Samuel Sánchez, contra todo pronóstico, terminó la carrera en primera posición y se colgó una medalla de oro que nunca olvidará. Los 'favoritos' del equipo español eran los otros cuatro ciclistas, sobre todo Contador, Sastre y Valverde, pero el asturiano se impuso en la prueba.

"La carrera fue de todos. La medalla también"

Hace unos meses, en el coloquio 'Camino al Olimpo', Samuel Sánchez habló de su victoria en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y aseguró que "la carrera fue de todos" y que "la medalla también".



Asimismo, Samuel Sánchez se definió como afortunado por haber formado parte del equipo español con grandes leyendas del ciclismo. "Tuve la suerte de formar parte en los JJ.OO. de Pekín del mejor equipo de la historia, con Alberto Contador, Alejandro Valverde, Carlos Sastre y Óscar Freire".

"Yo iba en un segundo plano. El capitán era Sastre y teníamos la mirada puesta en las vueltas finales con las subidas y bajadas junto a la Muralla. Había que controlar a los italianos y yo debía llegar con piernas para disputar al final. Todo salió perfecto, pero fue un triunfo del equipo, quedó más claro que nunca que el ciclismo no es un deporte individual", sentenció.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario