El odio indepe a España se traduce en todos los idiomas menos al castellano

  • Política
  • 16-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
A pesar de ser lengua cooficial en la autonomía catalana, el castellano sigue siendo 'expulsado' de las instituciones públicas catalanas.


La obsesión del independentismo catalán por diferenciarse de España, y de demostrar su repulsa hacia todo lo español (menos su dinero) llega ya a un nivel de ridículo que pocos se podrían esperar.

Así pues, en plena sexta ola del coronavirus amenazando la forma de vida de todos los ciudadanos catalanes, españoles y europeos, las instituciones públicas catalanas se dedican a jugar con la salud y la vida de sus votantes de mala manera.



El Gobierno 'regala' casi 13.000 millones de euros a la Generalitat para chiringuitos y propaganda

Y lo hacen a través de los sistemas de información de Salud sobre el coronavirus, los cuales se han visto afectados por la locura independentista... y no informan a los castellanoparlantes de Cataluña sobre el Covid.



Tal y como han demostrado desde el portal constitucionalista 'Dolça Catalunya', las últimas pancartas informativas de la Consejería de Salud de la Generalitat están escritas en catalán, alemán, inglés, vasco... e idiomas como el urdu, wolof, tagalo o árabe. Pero ni rastro del castellano.

El castellano, 'expulsado' de las instituciones públicas

Una 'desaparición' del castellano en esta cartelería que hace que casi el 50% de la ciudadanía catalana se vea nuevamente excluida por el Govern independentista catalán; y es que, a pesar de que eviten reconocerlo, todas las encuestas, incluidas las realizadas por la propia Generalitat, muestran que la mitad de la sociedad catalana utiliza el castellano como su lengua habitual.



Un rechazo a la lengua castellana, y por ende, a la mitad de la población catalana, que demuestra una vez más el fascismo con el que, desde hace años, actúa impunemente el Govern catalán, obsesionado con hacer prevalecer sus ideales secesionistas sobre todo y todos.

El ayuntamiento indepe de Vic declara "contrario a la moral" el 25% de clases en castellano



Fascismo que no sólo se juega, tal y como se puede comprobar en este cartel, la salud de los ciudadanos catalanes, sino también su futuro, su educación y su cultura.

Y es que, tal y como se ha podido comprobar en las últimas semanas, la obsesión por "expulsar" al castellano de Cataluña no ha afectado solo al área de Salud, sino también a las escuelas públicas catalanas, donde se señala a aquellos que quieran aprender en castellano, así como en las vías públicas catalanas, donde el rechazo de las instituciones al castellano es cada vez más evidente, a pesar de que el sentir de la ciudadanía catalana es muy distinto al de sus dirigentes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario