El negocio de miles de preservativos usados vendidos como si fueran nuevos

  • Sucesos
  • 26-09-2020 | 06:09
  • Escribe: Redacción

Los ciudadanos del país asiático reconocen prestar poca atención a la autenticidad de los productos.


345.000 preservativos han sido confiscados por la Policía vietnamita. El motivo: eran preservativos ya usados, listos para empaquetar y ser vendidos como nuevos.

Según afirma el periódico vietnamita Tuoi Tre, la dueña de la fábrica, Pham Thi Thang Ngoc, habría confesado a la policía que mensualmente recibía cargamentos de cientos de kilos de preservativos usados, los cuales 'higienizaba' y empaquetaba para su venta.


Secuelas de la pandemia: nos moriremos un año antes

Así pues, la fábrica intervenida hervía en agua los preservativos usados y, después de dejarlos secar, les daba forma con un artilugio de madera en forma de pene; posteriormente, se envolvían y se lanzaban al mercado con un valor de 0,17 dólares por kilo.


"Recibía condones usados para enjuagarlos, secarlos, clasificarlos y usar un consolador para arañar, hacer una nueva forma y entregarlos el mismo día" reconoce un ex miembro de la banda, que ha sido clave para la actuación de la policía.

En concreto, en esta redada, los agentes han encontrado un total de 360 kilos de preservativos preparados para su venta.



¡Sorprendente! Un hombre muere por consumir regaliz negro

La preocupación de los vietnamitas brilla por su ausencia

Una encuesta realizada por el Ministerio de Salud en 2019 reveló que el 85% de los preservativos vendidos en el país asiático no eran originales de las marcas productoras.

Es decir, 510 millones, de los 600 millones de preservativos que se venden en Vietnam anualmente, proceden de origenes desconocidos, siendo productos fraudulentos, y una grave amenaza para la salud sexual de sus usuarios.

¡Vídeo estremecedor! Este youtuber prueba a disparar un arma contra otra

Algo que quedaba demostrado en un informe de Naciones Unidas de 2014, que revelaba que el 40% de los preservativos a la venta en Vietnam no cumplían con los requisitos de calidad mínimos, siendo responsables de un altísimo porcentaje de transmisión de enfermedades sexuales y de embarazos no deseados.

Sin embargo, esto no parece preocupar a los vietnamitas, que reconocen prestar poca atención a la autenticidad del producto, siendo más importante el diseño, el precio o la fragancia del preservativo.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario