El nacionalismo vasco 'fagocita' a la independencia catalana

  • Política
  • 15-11-2020 | 09:11
  • Escribe: Daniel Guerra

Los partidos catalanes 'abandonan' la política nacional para centrarse en las elecciones autonómicas del 14-F.


EH Bildu han mostrado ya su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de España para el próximo 2021. Un apoyo que ha llegado con marcada controversia debido a que son muchos los que aseguran que el acercamiento de posturas entre el partido proetarra y el Gobierno nacional en los Presupuestos se ha debido a concesiones en la sobra del presidente socialista a los nacionalistas vascos.

Concesiones como sería la aproximación de los presos de la banda terrorista ETA al País Vasco, ordenada desde el Ministerio de Interior, así como la obtención de permisos y beneficios penitenciarios para estos presos.


"No me gusta hablar de acercamientos" ha defendido el ministro de Interior, Grande-Marlaska, en una entrevista con La Vanguardia "es trasladar a una person, para garantizar el cumplimiento de un programa tratamental que establece la regulación penitenciaria".

Ni la UE ni el FMI 'apoyan' los Presupuestos: las Cuentas no salen


"No hay moneda de cambio" ha asegurado el de Interior "A ETA le venció el estado de derecho; ahora, ese estado de derecho, ¿puede no aplicar la ley, en este caso la penitenciaria?".

A pesar de las palabras del ministro, cierto es que este "traslado" es una de las peticiones históricas de EH Bildu desde su llegada a la política nacional; algo que ha sido 'concedido' por el Estado, y que ha coincidido con el apoyo de los radicales vascos a las Cuentas sin enmienda alguna.



Estos movimientos del Gobierno con respecto a EH Bildu no han gustado entre los partidos de la oposición, que ven en el traslado de ETA una "moneda de cambio" por los Presupuestos, criticando a Sánchez que, nuevamente, se haya acercado a las posiciones más radicales dentro del Congreso para conseguir aprobar sus proyectos de Gobierno.

Unos proyectos en los que, aparentemente, han dejado de 'importar' los independentistas catalanes, que han pasado a un segundo plano dentro de la política nacional tras la irrupción de los nacionalistas vascos en las negociaciones con socialistas y podemitas.

Bildu no engaña a nadie: "Vamos a Madrid a tumbar el Régimen"

Cataluña, centrada en las elecciones autonómicas

La llegada de la pandemia paralizaba uno de los grandes proyectos de los independentistas catalanes dentro de la política nacional: la mesa de negociación con el Estado, donde las formaciones nacionalistas catalanaes esperaban encontrar una vía 'legal' para el referéndum secesionista.

Sin embargo, el virus dejaba este planteamiento en el aire, el cual no ha sido recuperado después de la peor parte de la pandemia; por el contrario, Cataluña ha experimentado, no solo la peor parte de los contagios, sino también un cambio en el Gobierno autonómico, tras la destitución de Quim Torra.

Echenique, humillado en las redes tras intentar burlarse de la oposición

Una situación que ha provocado la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas para el próximo 14 de febrero, y que ha hecho que los partidos nacionalistas catalanes se 'olviden' de la política nacional para centrarse en ganar los comicios autonómicos.

Algo que ha favorecido enormemente a los nacionalistas vascos, ya que han recuperado las riendas de la negociación con el Estado, prevaleciendo la cuestión vasca, centrada en la economía y en los beneficios fiscales, sobre la catalana, que sigue centrada en la utopía de la independencia.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario