El mundo al revés de TV3: Puigdemont es un exiliado y Juan Carlos I un fugitivo

  • Política
  • 13-08-2020 | 20:08
  • Escribe: Redacción

La cadena denomina al Rey emérito de "fugado" a pesar de no estar investigado


TV3 ha denominado en los informativos de la cadena al Rey emérito como fugado a pesar de que no existe ninguna causa judicial contra su persona. (¡¡Una detrás de otra!! ¿Un error de protocolo o la enésima falta de respeto de Pedro Sánchez a Felipe VI?)

La cadena pública ha señalado: "La reacción en la calle es cada vez más crítica con la institución monárquica". (Si Cataluña paga la seguridad de un fugado, ¿por qué España no va a pagar la seguridad del Rey Emérito, inocente hasta que se demuestre lo contrario?)


"Por más que la Zarzuela, la Moncloa y la Benemérita lo intenten ocultar, deberán cambiar mucho las cosas para volver a ver baños de masas como en el pasado", han apuntado desde TV3.

Carles Prats, presentador del informativo de mediodía, ha comenzado la crónica informativa diciendo: "Primer encuentro oficial entre Felipe VI y Pedro Sánchez tras la fuga del Rey emérito".


"La reunión se ha celebrado sin que aún se sepa dónde está Juan Carlos I y en medio del malestar de Unidas Podemos por las conversaciones entre la Zarzuela y la Moncloa", ha añadido Prats.

Malestar con la familia real

El informativo ha conectado con la periodista Margarida Solivellas, que ha explicado: "Sánchez no quiso ni dar detalles ni dar información sobre el Rey emérito".



"Hay un poco la sensación general como si estuviera todo un poco descontrolado, como si nadie se atreviera a decir cuáles serán las futuras pasos, lo que ocurrirá en un futuro inmediato, como si todo estuviera en manos del Rey emérito esté donde esté", ha apuntado la periodista. (Esto es lo que se esconde detrás de la sucia campaña contra la Monarquía)

La crónica ha seguido añadiendo:  "Cinco días después de llegar a Mallorca, las vacaciones de la Familia Real española se parecen poco a como solían ser, y es que la fuga del Rey emérito, la falta de información y transparencia hasta hoy en cuanto a su destino y su situación legal han salpicado todo lo que rodea a la Casa Real".

"De la ostentación de los yates y las muestras de la supuesta armonía familiar hace poco tiempo se ha pasado este año a una agenda pública mucho más pautada, con recepciones institucionales más austeras y, incluso, visitas de carácter social. Todo, pero, bajo un blindaje de seguridad que no hace más que aumentar la sensación de distanciamiento de la Monarquía hacia la ciudadanía", han zanjado.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario