El 'modus operandi' del Maníaco del Volga, Radik Taguirov, para asesinar a sus víctimas

El 'modus operandi' del Maníaco del Volga, Radik Taguirov, para asesinar a sus víctimas

19/12/2022

| Álvaro Jiménez

Facebook
Twitter

Este asesino solía seguir el mismo patrón para acabar con la vida de sus víctimas

Radik Taguirov fue un ladrón y asesino ruso que acabó con la vida de 26 personas, de las cuales 25 eran mujeres y 1 era un hombre. Seleccionaba a las víctimas por su aspecto físico.

Todas eran personas de una edad que oscilaba entre los 75 y los 90 años. Buscaba a personas débiles, para que no dificultasen su objetivo. Se ganaba su confianza gracias a su falsa bondad. Entre muchos de los gestos que llegó a realizar, les ofrecía ayuda para llevar las bolsas de la compra a su casa.

También buscaba la manera de acceder a las casas siendo amable con ellas. En ocasiones, tocaba el timbre y se presentaba como funcionario público, inspector, cerrajero o electricista.

La frialdad de Radik Tagirov

En su juicio final, ya se demostró la capacidad perversa de este vil asesina. Cuando le tocó esclarecer la situación de sus crímenes Radik Tagirov, aseguró en repetidas ocasiones que sus víctimas eran prácticamente producto de la casualidad: “Elegía al azar a las mujeres con bolsas que encontraba en los mercados, o miraba en las casas”.

Todas las víctimas murieron de la misma manera, asfixiadas. Radik utilizaba sus propias manos u objetos de la casa de las víctimas que considerase óptimos e interesantes. Llegó a utilizar un delantal, una cuerda de colgar la ropa, un cinturón, un cable de un electrodoméstico o incluso una almohada.  

Si quieres saber más sobre este asunto, entra en este enlace de DiariodelCrimen.com.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario