El moderador de TV3 da la nota en el debate: "No todas las opiniones son respetables"

  • Política
  • 10-02-2021 | 09:02
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El director de TV3, Vicent Sanchis, aporta su dosis sectaria y manipuladora al debate de los candidatos catalanes en el canal autonómico


Del debate más decisivo de la campaña electoral catalana, anoche en TV3, pueden extraerse dos conclusiones: Illa y Aragonès se mueven como estadistas con la convicción de que el juego está entre ellos. La segunda es el interés de Alejandro Fernández, el líder del PP, por desmarcarse de Vox. Le dijo a su candidato que no sabía qué estaba haciendo allí si lo que pretende es acabar con la autonomía catalana. 

"No todas las opiniones son respetables"

Por cierto, que el moderador, el inefable Vicent Sanchis, director de TV3, se tomó la licencia de dudar de la "respetabilidad" de lo que pudiera decir el candidato de Vox ("no todas las opiniones son respetables"). Lo expresó sibilinamente, pero Garriga le puso inmediatamente en su sitio acusándole de manipulador. No pueden evitarlo ni en un debate. En esa casa no valen más extremismos que los separatistas.


Los nueve candidatos que participaron en el debate explicaron su propuesta de encaje de Cataluña dentro del resto de España y quedó constatado que todos ellos defienden fórmulas distintas y de difícil conciliación.

Vicent Sanchis saca pecho y pide una palmadita por el adoctrinamiento de TV3: "Deberían felicitarnos"


Así ha sucedido en el bloque sobre el encaje territorial durante el debate electoral organizado por TV3 en el que participaron el candidato de Cs, Carlos Carrizosa; la del PDeCAT, Àngels Chacón; el de ERC, Pere Aragonès; el del PSC, Salvador Illa; la de los comuns, Jéssica Albiach; la de la CUP, Dolors Sabater; el del PP, Alejandro Fernández; el de Vox, Ignacio Garriga, y la de Junts, Laura Borràs.

Los representantes de las formaciones han tratado de defender sus tesis para desbloquear la situación territorial que comenzó a enconarse con la sentencia contra el Estatut, que se aceleró hasta la celebración del 1-O y que provocó la intervención del autogobierno de Cataluña y el encarcelamiento de dirigentes políticos independentistas.



ERC y Junts han evitado el cuerpo a cuerpo

A lo largo del debate se han sucedido las descalificaciones cruzadas para buscar el voto en campo contrario, aunque algunos de los candidatos han evitado el cuerpo a cuerpo, como ERC y Junts que apenas se han reprochado sus posicionamientos.

En cambio, la propuesta de Illa, basada en pasar página de los últimos años y afrontar la situación territorial a través del diálogo pero "dentro de la ley", sí ha levantado los reproches tanto del sector independentista como del sector constitucionalista y solo ha encontrado el respaldo de la candidata de los comuns.

Albiach ha defendido ese espacio de diálogo como una "oportunidad histórica que siempre han defendido" y ha cuestionado a Aragonès --los republicanos también apuestan por ese diálogo-- que quiera formar un Govern contando con Junts porque, según ella, se opone a esa mesa, pese a que en la pasada legislatura también formaron parte de ella.

Aragonès ha insistido en su propuesta es ampliar la base del independentista y conseguir la amnistía y la autodeterminación, y ha reprochado a Illa su propuesta de pasar página que ha tildado de "amnesia para volver a una Cataluña superada".

"Los de Puigdemont"

El modelo de relación entre Cataluña y el resto de España que ha defendido Borràs, que ha definido a su partido como 'los de Puigdemont', asegura que vino marcado por el 1-O, cuando considera que se estableció una voluntad de relación "bilateral".

Para la 'cupaire' Dolors Sabater, con el Govern formado por ERC y Junts no se ha avanzado ni en el modelo territorial ni en el social, en sus palabras, y se ha comprometido "a plantar cara tanto para avanzar nacionalmente y como socialmente".

Chacón ha defendido que son independentistas y ha reprochado a Borràs que no les trate como tal, y ha concretado que ellos quieren la independencia pero "no a cualquier precio" y pide gestionar el denominado 'mientras tanto', algo que ha criticado que Junts y ERC han dejado de lado en su gestión al frente del Govern.

Fernández ha criticado que en el los últimos años muchos catalanes "se han sentido extranjeros en su tierra y la única manera de volver a la convivencia es con el espíritu de la transición en la Constitución", y cree que la mesa de dialogo solo puede envenenar la convivencia, en sus palabras.

Carrizosa también ha criticado a Illa su apuesta por la mesa de diálogo con los independentistas a los que ha acusado que cuando defienden sus tesis lo hacen en nombre de todos los catalanes, lo que considera que excluye a los que no defienden la independencia de esa catalanidad.

Además, el candidato de Vox ha concluido que su partido viene "a restablecer la ley y el orden frente al buenísimo" que considera que defienden el resto de partidos.

Enganchada de Illa y Aragonès por la inversión en Sanidad

Los candidatos han defendido sus propuestas para revertir los efectos de la pandemia y los que tienen responsabilidad de gobierno han defendido su gestión, aunque todos se han reprochado su forma de actuar durante la crisis sanitaria.

Junqueras, acongojado: Salvador Illa, el rival más temible de ERC en las elecciones catalanas

Illa ha reivindicado su gestión de la pandemia al frente del Ministerio de Sanidad, ha planteado reforzar el sistema sanitario catalán aumentando la inversión de la Generalitat a 1.700 euros por habitante, y al centrar los reproches de todos los candidatos ha reclamado que, si él no da lecciones, no se las den a él y no apoyar sus recursos en "falsedades".

Aragonès le ha recriminado que esta inversión por habitante que propone es inferior a la que hizo en 2020 el Govern, según él, y ha acusado al Gobierno central de no haber dado ayudas directas a los sectores afectados por las restricciones, además de insistir en que Illa aclare si aceptará los votos de Vox para ser investido porque cree que el socialista "todavía no lo ha negado".

"Ni por activa, ni por pasiva, ni por perifrástica"

Aragonès le ha pedido concretamente que aclare si va a aceptar los votos de Vox por activa o por pasiva en una eventual investidura e Illa le ha replicado: "Ni por activa ni por pasiva ni por perifrástica"

Por su parte, Borràs ha tachado los reproches entre Illa y Aragonès como un "falso enfrentamiento", ya que cree que PSC, ERC y los comuns acabarán pactando un tripartito, y ha defendido que Cataluña necesita robustecer su sistema sanitario pero que la "infrafinanciación crónica" que atribuye al Estado lo complica.

Desde los comuns, Albiach ha pedido a Borràs que aclare con qué dinero quiere fortalecer el sistema sanitario si "quiere convertir Cataluña en la Andorra del sur" y emular el 'dumping fiscal' que asegura que se da en Madrid, ha subrayado la necesidad de que la sanidad sea pública y ha destacado la gestión de los ERTEs del Ministerio de Trabajo encabezado por Yolanda Díaz (UP).

La 'cupaire' Dolors Sabater ha acusado al resto de interlocutores que presenten cifras y medidas "de maquillaje" mientras en Cataluña se ensanchan las desigualdades y les ha pedido bajar a la calle y conocer de primera mano lo que sucede en el día a día de los catalanes tras recordar su pasado como alcaldesa de Badalona (Barcelona) y la tradición municipalista de los 'cupaires'.

Además, Chacón ha apostado por que, además de abordar reformas estructurales, es prioritario hacer medidas urgentes como alargar los ERTos, hacer un programa de test masivos y una desescalada de las restricciones territorializada, así como hacer caso a los expertos: "Ninguno de nosotros es experto en salud".

Reproches entre Vox, PP y Ciudadanos

El popular Alejandro Fernández ha centrado sus críticas en Illa, al que ha acusado de haber rehuido de sus responsabilidades cuando era ministro de Sanidad, y en Garriga, al que ha afeado que prometa acabar con el modelo de autonomías pero a la vez quiera entrar en el Parlament, por lo que ve sus promesas como "populistas".

Carrizosa se ha añadido a estas críticas a Vox, a quien ha definido como negacionistas: "Es un peligro ocultar que el virus es malo para la salud", por lo que ha exigido que antepongan la salud pública por encima de los intereses electorales.

Garriga va a TV3 y lo suelta: "Voy a cerrar esta casa"

Garriga se ha defendido de estas acusaciones afirmando: "Si decir que el separatismo ha robado es ser populista, pues soy populista, Si decir que la negligente gestión ha provocado muertes es ser populista, pues soy populista".

Fórmulas de gobierno dispares

En este bloque, en el que han habido pocas interpelaciones entre los candidatos, se han planteado varias fórmulas de pactos diferentes: un tripartito PSC-ERC-comuns, un gobierno amplio de ERC, Junts, comuns, CUP y PDeCAT, una alianza que incluya solo a partidos independentistas y otra de partidos constitucionalistas.

La candidata de Junts ha iniciado este bloque del debate preguntando a Aragonès si aceptará o no los votos del PSC para formar un Govern, ya que cree que "en Madrid cuando ha sido necesario escoger entre PSOE o Junts, han escogido a Pedro Sánchez", y ha defendido que su apuesta es formar un Ejecutivo únicamente independentista.

En el único momento del debate en el que ambos han entrado en el cuerpo a cuerpo, Aragonès ha rechazado esta posibilidad afeando a Borràs que lleva "toda la campaña lanzando acusaciones de un tripartito que no pasará", ha afirmado que su propuesta es un Govern amplio para unir a las fuerzas que defiendan la autodeterminación y la amnistía, y ha reprochado a Junts haber pactado con el PSC en la Diputación de Barcelona.

Por parte de los comuns, Albiach ha insistido en la necesidad de un gobierno de izquierdas entre el PSC, ERC y los comuns, y ha interpelado a Aragonès cuestionándole si pactará con Borràs por sus presuntas irregularidades cuando era directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC): "Dicen que si Borràs fuera de ERC no iría a las listas pero ¿sí que la quiere en el Govern o investirla como presidenta?".

La 'cupaire' Dolors Sabater se ha dirigido a Albiach para afearle querer hacer un gobierno de izquierdas con el PSC porque, a su juicio, sus políticas no son de izquierdas, y ha planteado que la CUP quiere un gobierno independentista y "cerrar el paso al 155".

Desde el PDeCAT, Àngels Chacón ha confiado en que su partido será clave para la gobernabilidad y ha enfatizado que es una formación independentista pero que "ni quiere un país libre a cualquier precio ni cualquier país", y ha rechazado un Govern en el que esté la CUP.

 

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario