El Mobile se queda sin cobertura: ¡¡Los Seguros no pagan!!

  • Política
  • 14-02-2020 | 06:02
  • Escribe: Pedro Riscal

Las compañías de seguros no se harán cargo de las pérdidas que generará las empresas por la anulación del Mobile World Congress.


El constante goteo de deserciones de las firmas punteras en el sector de la telefonía han aconsejado la anulación del Mobile World Congress que debía celebrarse en Barcelona del 24 al 27 de febrero.

La cancelación del evento supone para la ciudad la pérdida de casi 500 millones de entrada de riqueza, de 110.000 visitantes de 200 países reunidos en 2.800 empresas y de 14.000 empleos directos e indirectos que iban a generarse con el congreso.


El problema lo tendrán ahora las firmas para conseguir de las aseguradoras las indemnizaciones que deberían corresponder por la anulación del certamen.

Y es que en los contratos firmados se especifica que el seguro no cubre guerras civiles, terrorismo, situaciones derivadas del secesionismo y brotes de virus como el que nos ocupa. (La cancelación del Mobile deja en bragas al nuevo títere de Puigdemont, Puigneró)


El gobierno está en contra de la cancelación: "No hay motivos"

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Trasformación Digital, Nadia Calviño, se ha mostrado contraria a la decisión de la organización del MWC y ha afirmado que no existen motivos para la cancelación: "Tenemos una salud pública excelente y los contagios que ha habido han sido tratados correctamente. No hay motivos. Hemos estado en constante contacto con los organizadores del Mobile y a su disposición para poner todos los medios para garantizar la seguridad. Veremos qué explicaciones dan", ha afirmado Calviño.

Calviño ha negado además que algunas empresas hayan decidido no asistir por la polémica 'tasa google'. "Es una teoría descabellada. El Mobile es un Congreso en el que las grandes plataformas digitales tienen un papel, pero sobre todo es un congreso de teleoperadores de comunicaciones. No veo una relación entre una cosa y la otra", ha señalado. La vicepresidenta ha afirmado que no le gusta que se le llame a esta medida 'tasa Google' y opta por llamarlo 'impuesto sobre determinados servicios digitales'. "Es un impuesto para que las empresas que operan en el mundo real y en el mundo digital tributen por igual. Nosotros creemos que es una propuesta justa, adecuada y alinea nuestro sistema fiscal a la realidad del siglo XXI", ha dicho.



Hoffman ya trabaja para la edición de 2021

Por su parte, John Hoffman, el consejero delegado de MWC, ha confirmado que el brote mundial de coronavirus "hace imposible" celebrar el Mobile World Congress (MWC) este año en Barcelona y han decidido cancelarlo, después de que una treintena de empresas haya anunciado que no asistirían al congreso, pero ya trabajan con las administraciones para el MWC 2021 y los siguientes.

"La GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global respecto al brote de coronavirus, viajar y otras circunstancias, hacen imposible para la GSMA celebrar el evento", ha expuesto Hoffman en un comunicado. (El coronavirus amenaza al Mobile: ¡¡Las marcas huyen asustadas!!)

La asociación ha tomado la decisión de cancelar después de la reunión de ayer de su comité, formado por 26 empresas y operadores de la industria móvil, entre las que se encuentran Telefónica, Orange, Vodafone, Deutsche Telekom, Telenor, Verizon, NTT Docomo, AT&T y Turkcell. Algunas de ellas, como Orange, Vodafone, Deutsche Telekom, NTT Docomo y AT&T, ya habían anunciado que no asistirán al MWC por el coronavirus.

Las medidas preventivas previstas

Antes de que las compañías empezarán a cancelar su asistencia, el miércoles 29 de enero, la GSMA comunicó por primera vez que estaba analizando el "potencial impacto" del coronavirus en la celebración del Mobile, y aseguró que el salón se iba a desarrollar como estaba planeado y que no había registrado ninguna incidencia en las acreditaciones.

En ese mismo comunicado, la asociación ya indicó que estaban tomando medidas preventivas para garantizar la seguridad sanitaria en el congreso.

Dos días más tarde, el viernes 31 de enero, los organizadores del MWC insistieron en que las acreditaciones no habían tenido ningún impacto por el coronavirus y que el congreso se mantenía, y anunciaron más medidas sanitarias, como más limpieza y desinfección y más apoyo médico, además de paneles con información en los recintos feriales. (Ana Rosa Quintana y su 'mamitis' con el Mobile World Congress)

No darse la mano

El siguiente comunicado llegó el martes 4 de febrero, el mismo día de la primera cancelación con LG, en el que la GSMA ya confirmó que había un "impacto mínimo" en la celebración del Mobile, pese a que remarcó que el salón continuaba como esta previsto.

Explicó que iba a implementar medidas preventivas adicionales contra el brote mundial, como un protocolo de cambio de micrófonos para los conferenciantes y sugerir a los asistentes abstenerse de saludarse estrechándose la mano.

Otra batería de medidas llegó el jueves 6 de febrero, con un teléfono de atención médica durante 24 horas, un día antes de la anulación de Ericsson, que tenía más de 6.000 metros cuadrados expositivos en el congreso, decisión que la GSMA lamentó y admitió que tendría impacto en el MWC 2020.

Las últimas medidas que adoptó la GSMA fue la de prohibir la entrada a los participantes del Mobile llegados de la provincia Hubai (China), con capital Wuhan; medir la temperatura a los congresistas; pedir a los asistentes que hubieran estado en China demostrar que han estado fuera del país 14 días antes del evento, y al resto certificar que no habían estado en contacto con nadie infectado por el coronavirus.

El problema de los seguros

Una información del diario El Mundo indica que en las especificaciones de los contratos firmados por las firmas asistentes al congreso se contempla "una larga lista de salvedades para no responder con indemnizaciones ante una cancelación de la cita, algunas tan concretas como un rebrote del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS), a menudo comparado con el Covid-19 (coronavirus)".

En estas salvedades se especifica que las empresas no estarán cubiertas ni tendrán derecho a una indemnización por "cualquier daño resultante de una cuarentena de personas o animales" o por una restricción de movimientos en ese sentido.

En este capítulo quedan incluidos un rebrote del SARS, invasiones extranjeras, guerras civiles, una secesión catalana, actos terroristas, alteraciones atmosféricas... Queda claro que las empresas afectadas no podrán resarcirse del coste de los gastos ocasionados por la anulación del MWC y la ausencia de los ingresos que se habrían generado en los diferentes stands.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario