El mayor enemigo del Real Madrid contra el Mallorca no será un futbolista

  • Deportes
  • 14-03-2022 | 10:03
  • Escribe: Manuel Simón
Sánchez Martínez será el árbitro del encuentro, un viejo conocido del equipo de Ancelotti


El Real Madrid viaja este lunes a Mallorca con la misión de dejar LaLiga sentenciada. Si los blancos ganan, se colocarán a 10 puntos del Sevilla a falta de 10 jornadas para el final. Un mazazo al campeonato que el equipo de Ancelotti quiere dar con contundencia, pero sabe que se encontrará un gran escollo en Son Moix.

El Madrid se vuelve a cruzar con Sánchez Martínez apenas un mes después de las polémicas decisiones del colegiado murciano en el partido contra el Villarreal (0-0). En aquel encuentro, disputado el 12 de febrero en el Estadio de la Cerámica, el internacional se inhibió en sendas acciones que protestó el equipo blanco y de las que fue víctima Vinicius.



Laporta se quita la careta: reniega de su gran promesa para el año que viene

Esperpento ante el Villarreal

En el minuto 14 dejó sin sancionar un codazo en el área de Albiol sobre Vinicius, que sacó el brazo deliberadamente al ver venir al brasileño. El colegiado no sacó ni amarilla y solo amonestó verbalmente a Albiol ante las quejas y el asombro de todos los jugadores del Real Madrid.



Al filo del descanso, en el añadido de la primera mitad, Vinicius recibió un manotazo de Parejo en la frontal del área cuando Kroos se disponía a poner en juego un saque de falta. Sánchez Martínez paró el partido, pero tampoco amonestó en esta ocasión al jugador groguet. Las redes estallaron tras el partido y señalaron a Sánchez Martínez como uno de los peores árbitros de la Primera División.

El de esta noche será el quinto partido que Sánchez Martínez arbitre al Madrid esta temporada. En el VAR estará Medié Jiménez. Los blancos solo desean tener un partido tranquilo y que en esta ocasión los árbitros sí que estén atentos a lo que pase sobre el campo.



Mbappé le enseña el camino al Real Madrid para fichar a Haaland este verano

Cansados

La plantilla del Real Madrid está harta de ver jornada tras jornada como los rivales se aprovechan de la permisividad de los árbitros para cometer agresiones y provocaciones impunemente. El club ha puesto el grito en el cielo pero de momento no ha habido reacción por parte del colectivo arbitral.



Este lunes será decisivo para ver si los colegiados han cambiado su actitud con respecto al Real Madrid, sobre todo pensando en que el domingo llega el Barcelona al Bernabéu y ninguno quiere que el Clásico vuelva a estar manchado por polémicas arbitrales. El Madrid no pide favoritismos, solo que el colegiado no tenga una influencia decisiva en el resultado.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario